24 de febrero de 2010 07:32 AM
Imprimir

Brasil desplazó a la Argentina en la siembra de transgénicos

Con un espectacular incremento del área sembrada con transgénicos, de casi 40%, Brasil llevó la delantera el año pasado en la adopción de biotecnología. Y, aunque sólo por 100.000 hectáreas, desplazó del segundo puesto en el ranking mundial de cultivos genéticamente modificados a la Argentina, el primer país fuera de Estados Unidos en incorporarlos, allá por 1996, de la mano de la famosa soja RR.

Según un informe anual difundido ayer por el Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agrobiotecnológicas (ISAAA, por sus siglas en inglés), Brasil elevó el año pasado su superficie sembrada con transgénicos en casi 6 millones de hectáreas, hasta llegar a 21,4 millones. Con ello, el país representó por sí solo dos tercios del aumento de la superficie con transgénicos en todo el mundo, que alcanzó en 2009 los 134 millones de hectáreas, desde los 125 millones que ocupaban en 2008, y los 114 millones de 2007.

Maíz y algodón apilados

La Argentina, por su parte, apenas incrementó en 200.000 hectáreas su superficie con cultivos genéticamente modificados, hasta alcanzar los 21,3 millones, equivalente al 16% del área mundial y al tercer puesto en el escalafón global.

El año pasado, el país aprobó a nivel regulatorio la siembra comercial de un algodón (de la estadounidense Monsanto) y un maíz (de la suiza Syngenta), con lo que ya acumula 14 eventos genéticamente modificados autorizados: una soja, diez maíces y tres algodones.

Según la asociación local Argenbio, en la actual campaña (2009/2010), mientras la soja transgénica resistente al herbicida glifosato sigue acaparando prácticamente la totalidad del área sojera del país, se percibe una fuerte adopción de maíz genéticamente modificado –que ya alcanzaría casi el 85% del total–, así como de algodón transgénico –que ocuparía más del 95% del área total del cultivo–, en ambos casos, con un aumento de eventos apilados, que suman resistencia a insectos y tolerancia a herbicidas, y que son lo último en materia de biotecnología .

En conjunto, los países latinoamericanos sembraron 46,8 millones de hectáreas con transgénicos el año pasado, lo que equivale al 35% del total mundial. En esa superficie, Brasil y la Argentina representaron más del 91%, claramente motorizados por la soja.’Por su parte, Estados Unidos siguió encabezando en 2009 el ranking global, con 64 millones de hectáreas, frente a los 62,5 millones que tenía en 2008.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *