24 de febrero de 2010 13:38 PM
Imprimir

Peligra la comercialización de la miel

Puede perderse el estatus sanitario en el sector apícola, no sólo del Estado, sino de la Península, por dos llamadas de la Unión Europea al Gobierno Mexicano por ...

Puede perderse el estatus sanitario en el sector apícola, no sólo del Estado, sino de la Península, por dos llamadas de la Unión Europea al Gobierno Mexicano por la contaminación de la miel, advirtió el presidente de Investigadores y Técnicos en Apicultura de Campeche, Carlos Manuel Jiménez Gutiérrez. Recordó que la mayoría de la miel de Campeche se registra como producto de Yucatán, lo que no permite reconocer su buena calidad, y eso repercute en su comercialización.

En reunión regional del pasado viernes en Mérida con apicultores, se enteró que hay el riesgo de perder el mercado europeo, debido a que el dulce está contaminado con medicamentos prohibidos.

En dos contenedores enviados a Europa encontraron residuos de químicos, como la “extrectomicina”, que no está autorizado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

A los apicultores parece no importarles, o no se han dado cuenta de la dimensión del problema, que puede paralizar la comercialización mielera de la Península. Esto, aunado a la baja producción de este año, podría llevar al sector a la bancarrota.

Las flores del tajonal se veían muy bonitas en el monte, y no dieron la producción esperada, ya que faltaron lluvias al principio de la temporada, y el frío afectó terriblemente.

“Ahora se espera la floración del tinto y el jabín, entre otros, para recuperar producción e inversión, ya que también aumentaron considerablemente los precios de los insumos”.

Una colonia que el año pasado costaba 800 pesos, ahora cuesta mil 200, y provocó que aumente el kilo de miel a 30 pesos, cuando antes era de 18.

Recomendó a los apicultores no usar químicos no autorizados por la Sagarpa, no meter aceite quemado a las piletas para bajar la agresividad de la abeja o controlar a la hormiga, ya que son derivados del petróleo que contaminan la cera de los panales, y ponen en riesgo de perder el estatus sanitario y el mercado de la miel.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *