24 de febrero de 2010 03:56 AM
Imprimir

Caminos maltratados y poco gasoil le suman más problemas al campo

No hay combustible suficiente para la cosecha gruesa y para el transporte de 120 mil camiones que recorrerán las rutas entre abril y mayo. El trigo sin vender y el suelo mojado condicionan la capacidad de almacenaje.

La falta de gasoil, el estado de los caminos rurales y la capacidad de silos y bolsas fueron los temas centrales que abordaron ayer directivos de la Sociedad Rural de Santa Fe, en la sede de la entidad, con el ministro de la Producción de la provincia, Juan José Bertero.”Fue una visita que el ministro nos había prometido”, comentó Hugo Iturraspe, el presidente de la SRSF, quien comentó que “aprovechamos para hacerle los comentarios sobre los problemas que plantea la cosecha que se viene, que prácticamente va a ser récord en la soja y el maíz”.El productor estimó que habrá 120 mil camiones circulando en las rutas provinciales entre abril y mayo, lo que supone una demanda importante sobre la infraestructura de caminos rurales y sobre los troncales que llevan a los centros de producción y de embarque.”Estuvimos planteando los problemas de logística, en especial frente a la situación climática y su impacto en los caminos. Pero además por la falta de combustible que estamos observando”.El levantamiento de la cosecha demandará combustible y logística especial (neumáticos de flotación y orugas en caso de campos aún anegados”. A ello se sumará el insumo del combustible por parte de los camiones, y el necesario para la siembra de pasturas para afrontar el invierno.”Si no se trilla en el momento adecuado, va a haber mucha pérdida”, recordó el ruralista santafesino, el alusión a la semana crítica que tiene la soja para ser cosechada sin que se deteriore su calidad.AlmacenajeCon los silos aún ocupados con el trigo que no se ha comercializado, y con el problema pendiente de pisos húmedos que complican el uso de las bolsas, los dirigentes ruralistas también repasaron la disponibilidad de almacenaje, en especial para la cosecha de soja.”Habrá que ser creativos”, advirtió Iturraspe. En el interés de los productores está el de almacenar los granos para disponer en qué momento comercializarlo; según se descuenta, el gobierno nacional querrá apurar ese trámite para hacerse de las retenciones.”Es un momento crítico para el almacenaje; los silos van a estar repletos y no todos los campos tienen pendiente suficiente para el escurrimiento del agua y la disposición de las bolsas”, admitió Iturraspe, quien ratificó que para abril y mayo se prevén lluvias intensas en la zona, tal el pronóstico que transmitió el ministro.Al apuntársele que más allá de la cuestión de los caminos, el problema del gasoil pasa por la política nacional, Iturraspe dijo que “nosotros canalizamos nuestras inquietudes con quien tenemos llegada”. Dijo que Bertero se mostró “preocupado y trabajando para la cobertura de estas necesidades”.Seis provincias sin YPFCientos de estaciones de servicio de YPF de al menos seis provincias (Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Corrientes, Misiones y Santa Cruz) no vendieron combustible durante el fin de semana y la empresa aseguró que aumenta su oferta “mes a mes” pero no logra cubrir la elevada demanda que provoca el desabastecimiento de sus competidoras.Según admitieron, los expendedores no contaron con combustibles para vender desde el jueves de la semana pasada y hoy muchas de las estaciones continuaban en la misma situación, por lo que denunciaron “desabastecimiento”.En tanto, voceros de YPF aclararon a la prensa que el abastecimiento “crece mes a mes”, aunque reconocieron que no llega a cubrir la “elevada demanda” que se incrementa aceleradamente.Pudo saberse que Petrobras, Esso y Shell tendrían inconvenientes con la producción, lo que estaría provocando una consecuente disminución de sus ofertas en las bocas de expendio, por lo que sus clientes se vuelcan a cargar naftas y gasoil de YPF.YPF vendió en enero 7.470.000 litros de combustibles más que en diciembre y un 10 por ciento más que en el mismo mes del año pasado. Y cerró 2009 con una venta total que superó en 357 millones de litros a 2008, según datos de la Secretaría de Energía de la Nación.
El desastre en las quintasEl presidente de la Sociedad de Quinteros de Santa Fe, Guillermo Beckmann, afirmó que el sector registró “graves pérdidas” durante las recientes e intensas precipitaciones y lamentó que se siga trabajando sin la tecnología necesaria para evitar que verduras y hortalizas no se puedan cosechar.Admitió que por este “desastre natural” que afectó la región el fin de semana “los precios se dispararon” y aseguró que “estamos cada día más preocupados por el clima”.Esta mañana, Beckmann dialogó con la prensa y comentó las dificultades que aún enfrentan los productores del cordón hortícola santafesino. “Aun, hay quintas que están cubiertas por el agua. Hemos iniciado el año con muchas dificultades por el clima, ya que si a las lluvias le siguen altas temperaturas, lo poco que quedaba termina pudriéndose. Esto nos perjudica a todos, tanto productores como consumidores”, añadió.Ante una consulta, explicó que “la ciudad de La Plata sufrió lluvias como nosotros y la soportó porque las quintas tienen cobertura”, remarcó Beckmann, quien luego no ocultó su malestar por la situación en la zona. “En Santa Fe, no podemos seguir trabajando sin tecnología, sin invernaderos o medias sombras”, subrayó.Más adelante, Beckmann se refirió al alza de precios registrada en las últimas semanas. “El problema que tenemos nosotros es que vendemos verduras que vienen de La Plata, Mendoza y Mar del Plata. Cuando Santa Fe tiene mercadería, los precios se equilibran. Lamentablemente, los grandes supermercados no nos compran verduras”, denunció.Todo el cordón hortícola del Gran Santa Fe resultó perjudicado por las intensas precipitaciones del último sábado. Camino a Monte Vera aún podía observarse esta mañana centenares de hectáreas anegadas, con el consiguiente perjuicio económico para los productores.CaídaAsombrosa caída de la campaña girasolera en Entre Ríos. Se sembraron apenas 17.431 hectáreas, un 63,20 % menos que en el ciclo precedente cuando se habían implantado 47.366. El anuncio de que “El Niño” estaría vigente y el incremento de las aves plaga -palomas, principalmente- desalentaron la siembra. La merma más abrupta se produjo en el departamento Gualeguaychú, según publicaciones de esa provincia.FrigoríficosEsta vez Hugo Iturraspe admitió que “los ROE están frenados y hay frigoríficos en la provincia que van a dejar de faenar”. El titular de la SRSF advirtió al ministro Bertero que la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) no está autorizando la exportación de carne vacuna, por lo que las industrias cárnicas de la zona sienten el impacto de la falta de trabajo

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *