25 de febrero de 2010 00:50 AM
Imprimir

Distribuyen 8 mil dosis de vacuna contra la rabia paresiante

Cerca de 8 mil dosis de vacuna antirrábica bobina fueron distribuidas durante esta semana entre pequeños ganaderos del municipio de Montecarlo y localidades aledañas, con el propósito de evitar la propagación de la rabia paresiante, detectada la semana pasada en el Norte de la provincia.

El Ministerio del Agro y la Producción aportó 5 mil dosis mientras que las 3 mil restantes fueron distribuidas por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). El operativo de asistencia a los pequeños ganaderos fue encabezado por el Subsecretario de Desarrollo y Producción Animal, Rodolfo Jaquet.

“Esta semana hemos acercado a los ganaderos de Montecarlo y zonas adyacentes 5 mil dosis de vacuna contra la rabia paresiante, que sumados a las 3 mil que aportó el Senasa” hacen untotal de 8 mil, puntualizó el funcionario.

La rabia paresiante es una enfermedad mortal producida por un virus transmitida por vampiros que afecta a los bovinos, pero también se puede presentar en otras especies como equinos, ovinos y porcinos, y siendo una enfermedad mortífera debe prevenirse los meses previos al verano.

Al respecto, Jaquet confirmó que algunas de las especies afectadas con el virus son equinos y por tal motivo recordó que el trabajo de prevención no debe abarcar sólo a los vacunos sino a todo lo que rodea a ellos.

“Se debe vacunar a todas las especies que hay en la chacra como los vacunos, los equinos, los porcinos, los perros y hasta los gatos. La rabia ataca a todos los animales, incluso puede afectar a los humanos”, subrayó.

En ese sentido, el funcionario del Ministerio del Agro volvió a insistir a los colonos que “eviten entrar en contacto con los animales que presentan síntomas de haber contraído la enfermedad. Lamentablemente –prosiguió- no hay tratamiento contra este virus por lo que una vez que el animal lo contrae seguro morirá. No hay otra alternativa que vacunar toda las cabezas posible para evitar mas muertes”, insistió Jaquet.

Los primeros casos de rabia paresiante se detectaron la semana pasada en los rodeos de Montecarlo y Caraguatay, por personal del Senasa que realizaba un operativo sanitario en la zona. Como medida preventiva, el organismo de sanidad prohibió la circulación de ganado en la zona afectada a fin de evitar la propagación del virus.

Hay que recordar que ante esta emergencia sanitaria se postergó por 45 días aproximadamente la Fiesta Provincial del Ternero que debía realizarse el próximo fin de semana en Montecarlo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *