25 de febrero de 2010 06:36 AM
Imprimir

Uruguay   –    Gremiales del agro se reunieron con Lorenzo por la contribución rural

Procurando evitar que la Contribución Inmobiliaria Rural se transforme en un impuesto a la tierra, las gremiales del agro mantuvieron una reunión con el futuro ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, saliendo más tranquilos que luego del encuentro de la semana pasada con el actual secretario de Estado, Alvaro García.

A Lorenzo se le planteó lo perjudicial que es para el sector tomar como referencia la suba del precio de la tierra para fijar el nuevo valor de la Contribución Inmobiliaria Rural. Es que, aplicando ese criterio, subió 35% en pesos y 68% en dólares y los pagos ya están corriendo.
El presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Manuel Lussich, sostuvo al término del encuentro que el futuro ministro “es un convencido de que la tributación agropecuaria tiene que recaer sobre la renta y no sobre el valor de la tierra. Eso nos dejó más tranquilos”. “Si bien no nos dio detalles de cómo serán los ajustes de la contribución hacia el futuro, el criterio otorga ciertas garantías de que el concepto aplicado ahora, no se va a volver a repetir”, precisó el dirigente, que fue acompañado por representantes de la Federación Rural, Cooperativas Agrarias Federadas y Asociación Nacional de Productores de Leche. El ruralista reconoció a El País que el futuro ministro de Economía y Finanzas, “es una persona que conoce bastante el sector agropecuario. Tiene una visión más clara de la que hemos visto en los últimos años en el sector”. Por su parte, el presidente de Cooperativas Agrarias Federadas, Luis Bianco, aseguró que fue una reunión “bastante buena”, porque algunas cosas que plantearon las gremiales “fueron recibidas”. Admitió que Lorenzo “reafirmó algunas cosas sobre las que nosotros teníamos ciertas dudas”. El campo tenía miedo de que “la Contribución se transformara en un impuesto a la tierra y creo que en ese sentido el ministro descartó esa posibilidad”. Según trascendió, Lorenzo les dijo a los ruralistas que, tal cual se planteó en la Reforma Tributaria, la imposición va a ser a la renta y no a la tierra. “Hay que ver después cómo se resuelve lo de la Contribución, lo del reajuste de los aforos de los inmuebles y las transferencias que el Estado tiene que hacer a las Intendencias. En general creo que salimos todos bastante conformes”, agregó Luis Bianco. En cuanto a los pasos futuros que darán las gremiales, todavía no están definidos. “Tendremos que reunirnos para determinar cuál es el camino a seguir, pero tendremos contactos con los intendentes”. Existen algunos trabajos técnicos que miden en precios de producto el impacto que tuvo la suba, como el de la Rural que marca que se precisan ahora 3 novillos gordos para pagar el tributo.
En la lechería
La Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) realizó un estudio sobre el impacto de la contribución rural en el sector tambero. Según ese trabajo, que mide la contribución en litros de leche, el producto de venta de los productores, en los últimos cinco años el tributo ha aumentado un 50% en litros de leche. “El peso se ha hecho cada vez más gravoso para el productor”, explicó el asesor de la institución Daniel Zorrilla.
“Puede parecer que es de esos costos que no inciden tan directamente en la economía del productor, pero tampoco tiene un peso despreciable. Suponiendo que al productor, después de pagar todos los insumos directos como fertilizantes, semillas y mano de obra, le queda un margen bruto y podemos estimar que a los niveles actuales destina un 3% de ese margen bruto al pago de ese tributo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *