25 de febrero de 2010 15:24 PM
Imprimir

La Bolsa de Rosario solicitó a la presidenta medidas para el fortalecimiento de los mercados

Reclamaron la apertura de los registros de exportación y señales claras para estimular la siembra de trigo. Desde el gobierno se comprometieron a trabajar en tal sentido. Echegaray anunció que está trabajando en la modificación del CTG para los fletes de corta distancia.

El presidente Cristián Amuchástegui, sus dos vicepresidentes, Víctor Cabanellas y  Horacio Ángeli y el secretario de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Juan Carlos Silvestri, fueron recibidos en audiencia privada por la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, en Casa de Gobierno. Estuvieron presentes el Ministro de Agricultura, Julián Domínguez, el administrador de AFIP, Ricardo Echegaray, y el diputado nacional Agustín Rossi.  En el encuentro solicitado por la BCR, atendiendo a la necesidad de establecer un espacio de diálogo para la búsqueda de soluciones, se trataron temas de candente actualidad relacionados con la actividad granaria y las obras de infraestructura de la región Rosario.  Amuchástegui abordó la actual problemática del trigo y expuso la necesidad de brindar señales claras que incentiven la siembra en la próxima campaña del cereal mediante la adopción de medidas que aseguren un normal funcionamiento del mercado, manteniendo abiertos los registros de exportación todo el año, permitiendo la competencia entre los demandantes de la industria molinera y los exportadores.  Se destacó la necesidad de apuntar a obtener volúmenes suficientes para asegurar tanto el abastecimiento local, como el aprovisionamiento de clientes externos tradicionales, como el Brasil, con los cuales en los últimos años no se ha podido mantener una corriente de negocios regular.  Las autoridades prometieron trabajar en la implementación de medidas en tal sentido, las que necesitarán, dijeron, del consenso y compromiso de todos los sectores involucrados.   Los dirigentes puntualizaron la importancia de fortalecer los mercados de granos institucionalizados, generando acciones que tiendan a agregar crecientes volúmenes que sirvan de base a la formación de precios en un marco de transparencia y legalidad.  En esa inteligencia, se destacó el papel que juegan los corredores de cereales como actores que promueven la fluidez de volúmenes provenientes de la oferta de productores, acopios y cooperativas a las ruedas de operaciones, para que, en una sana puja comercial con los tradicionales demandantes de la industria y la exportación, generen el descubrimiento de precios que sirva de referencia pública.  Aprovechando la presencia del Administrador de AFIP, se señaló la necesidad de eximir del impuesto a los débitos y créditos bancarios a los movimientos de fondos que genera la operatoria cerealista cuando los corredores manejen fondos de sus comitentes.  En otro orden, se comentaron  a la Presidenta las recientes gestiones realizadas ante el Secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, sobre la necesidad de culminar los trámites y poner en vías de ejecución las obras del Plan Circunvalar de Rosario. La Dra. Cristina Fernández declaró tener en claro la enorme importancia del proyecto, pero sostuvo que, como toda obra pública, está supeditada a la disponibilidad de fondos para encararlo, destacando que el plan debería también contar con el apoyo manifiesto de los distintos actores públicos y privados de la región.   Ante la inminencia de una cosecha récord de soja y un gran volumen de otros granos gruesos, se expresó la preocupación por los serios inconvenientes que genera el Código de Trazabilidad de Granos (CTG) exigido por AFIP en la logística de la cadena productiva-comercial, y cómo afecta la eficiencia del régimen de descarga en las terminales portuarias. El Dr. Echegaray  anunció que está trabajando en algunos cambios, que consistirían en una nueva opción para los fletes de corta distancia a los acopios que no requerirían el CTG y que estaría operativo para el 1 de marzo próximo, mientras que para los fletes a puerto comprometió una entrevista con técnicos de la BCR para analizar los problemas existentes y discutir el mejoramiento los sistemas, si fuera necesario.  Finalmente, los directivos de la BCR solicitaron a la Presidenta que Rosario sea sede de la próxima cumbre de presidentes del Mercosur que se celebrará en nuestro país en la segunda quincena del mes de julio.   La reunión que duró por hora y media se desarrolló en un clima de cordialidad y receptividad

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *