25 de febrero de 2010 22:02 PM
Imprimir

El Gobierno perderá gran parte del dinero de las retenciones de maíz

En 2008 Cristina Kirchner anunció que devolverá puntos del impuesto (actualmente en el 23%) si los productores superaban las 15 millones de toneladas. En 2009 la medida no pudo implementarse porque se cosechó menos. Pero este año, según estimaciones privadas y oficiales, la producción podría llegar a 21 millones de toneladas.

En 2008 la presidenta Cristina Kirchner tomó una medida que nunca imaginó que le podría costar tan caro. Anunció que devolverá puntos de retenciones por cada millón de toneladas de producción de maíz que supere la base de 15 millones de toneladas.

El tema es que el anuncio fue realizado una vez más para salir del apuro que le propiciaba por ese entonces la Mesa de Enlace al Gobierno nacional. CFK, rápida de reflejos en ese momento, decidió anunciar el programa sabiendo que la producción en 2009 no superaría ni por cerca las 15 millones de toneladas.

La cuestión es que la producción de maíz en 2010 que comenzó a cosecharse en algunas zonas del país superará ampliamente las 15 millones de toneladas, por lo que el Gobierno deberá de esta forma, devolver gran parte del dinero de las retenciones a los productores.

Según un informe publicado hoy por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se producirán 20,2 millones de toneladas de maíz en todo el país, una cifra 35% superior a la registrada la campaña anterior cuando se cosecharon 13,8 millones de toneladas.

En tanto, el último informe de estimaciones agrícolas del Ministerio de Agricultura prevé que la cosecha de maíz se ubicará en un rango de 19 a 21 millones de toneladas (aunque ahora sería de esperar que comiencen a reducir dicha estimación).

Las retenciones de maíz actualmente se ubican en el 23%. A los pequeños productores se les devolverá alrededor de $ 12.000 por cada 100 toneladas que vendan (hasta 800), mientras que a los medianos productores se les reintegrará unos $ 2400.

Para poder acceder al beneficio oficial el productor debe inscribirse y llenar unos formularios en la sede de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA). A partir de allí se debería cumplir la promesa presidencial.

Lo que no está tan claro, según comentaron fuentes del sector maicero a La Política Online, es cómo hará el Gobierno nacional para reintegrar el dinero a los productores. Nadie sabe si se lo deducirán de impuestos o si se depositará en cuentas bancarias.

El programa “Maíz Plus” fue anunciado con bombos y platillos por la propia presidenta en diciembre de 2008 como una especie de regalo de Navidad al campo. Ahora, y como el Gobierno olvidó darlo de bajo al año siguiente, deberá pagar los costos de la medida.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *