26 de febrero de 2010 07:27 AM
Imprimir

LA BOLSA DE COMERCIO ROSARINA LE PIDIÓ A LA PRESIDENTA REABRIR REGISTROS DE EXPORTACIÓN

El titular de la Bolsa de Comercio de Rosario, Cristián Amuchástegui, le pidió a la presidenta Cristina Fernández que se reabran los registros de exportación de granos y se den señales claras para estimular la siembra de trigo

También solicitó eximir del impuesto a los débitos y créditos bancarios a los movimientos de fondos que genera la operatoria cerealista cuando los corredores manejen fondos de sus comitentes.

Lo hizo durante un encuentro que mantuvo ayer con la mandataria en la Casa de Gobierno, donde asistió acompañado por sus dos vicepresidentes, Víctor Cabanellas y Horacio Angeli, y el secretario de la Bolsa rosarina, Juan Carlos Silvestri.

Fernández de Kirchner los recibió en audiencia privada, junto al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, el administrador federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, y el diputado nacional Agustín Rossi.

Según informaron desde la Bolsa rosarina, “el gobierno se comprometió a trabajar en tal sentido”, y precisaron que “Echegaray anunció que está trabajando en la modificación del Código de Trazabilidad de Granos (CTG) para los fletes de corta distancia”.

Amuchástegui abordó la actual problemática del trigo y expuso “la necesidad de brindar señales claras que incentiven la siembra en la próxima campaña del cereal mediante la adopción de medidas que aseguren un normal funcionamiento del mercado”.

Para ello, pidió “mantener abiertos los registros de exportación todo el año, permitiendo la competencia entre los demandantes de la industria molinera y los exportadores”.

También destacó “la necesidad de apuntar a obtener volúmenes suficientes para asegurar tanto el abastecimiento local, como el aprovisionamiento de clientes externos tradicionales, como Brasil, con los cuales en los últimos años no se ha podido mantener una corriente de negocios regular”.

Desde el gobierno, prometieron trabajar en la implementación de medidas en tal sentido, las que necesitarán, dijeron, del consenso y compromiso de todos los sectores involucrados.

Ante la preocupación por los serios inconvenientes que genera el CTG exigido por Afip en la logística de la cadena productivo comercial, y cómo afecta la eficiencia del régimen de descarga en las terminales portuarias, Echegaray anunció que está trabajando en “algunos cambios, que consistirían en una nueva opción para los fletes de corta distancia a los acopios que no requerirían el Código y que estaría operativo para el 1 de marzo próximo”.

En tanto que para los fletes a puerto comprometió una entrevista con técnicos de la Bolsa para analizar los problemas existentes y discutir el mejoramiento los sistemas, si fuera necesario

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *