26 de febrero de 2010 08:11 AM
Imprimir

La venta de silobolsas este año será la mayor de la historia

Los fabricantes prevén un mercado de 400.000 bolsas de silo, un 55% más que en 2009, por un mayor acopio de forraje, los caminos que se anegarán y bajos precios de los cereales.

La supercosecha de granos que ya se proyecta cercana a los 85 millones de toneladas para la campaña 2009/10 incrementará 50% las ventas de silobolsas a nivel nacional, mientras que las exportaciones volverán a crecer, esta vez 66%, por la mayor confianza internacional en el producto local. Ambos movimientos del mercado lograrán que este año las tres grandes fabricantes nacionales de silobolsas comercialicen hasta 400.000 bolsas, una cifra 55% superior a la cabizbaja campaña pasada (2008/09).El aumento en las exportaciones –que se hacen a contraestación– se debe a que la merma del año pasado en el mercado local motivó a las firmas a salir con más agresividad al mercado externo, que supuso un tercio de la facturación por ventas de la campaña 2008/09.Con las ventas de este año agrícola, Ipesa, Plastar y Agrinplex batirán así, por 33%, el anterior récord de ventas, correspondiente a la campaña 2007/08, aún cuando la cosecha en aquel momento superó las 90 millones de toneladas.Entre las causas del incremento local de ventas está el mayor uso de bolsas para embolsar forrajes (alimento para la hacienda). La recomposición del precio del ganado, explican en las firmas, apuntala esta suba. En paralelo, las restricciones a las exportaciones de trigo y maíz obligan a productores, acopiadores y hasta exportadores a usar más bolsas de silaje en tramos intermedios de la comercialización. Pese a los anuncios oficiales de liberar 10 millones de toneladas de maíz y 1 millón de toneladas de trigo, aún hay descreimiento en la efectividad de las medidas, y los bajos precios que el mercado ofrece al productor lo seguirán tentando a retener la cosecha de cereales.A estos factores se suma que el grueso de la cosecha de maíz (unos 20 millones de toneladas) y de soja (55 millones) entrará junta en un otoño que se prevé lluvioso, por lo que en muchos casos el clima dificultará el trayecto conocido como “flete corto”, que va del campo al acopio, generalmente, por camino de tierra. Esto obliga a los productores a hacerse de un stock de bolsas para prevenir que las lluvias arruinen parte de la producción cuando está lista para cosechar, o incluso, recolectada.Pablo Seniow, de Ipesa, estima que “este año se embolsarán 60 millones de toneladas de productos, incluyendo las reservas forrajeras”. Esto es 20% más de volumen que en el anterior récord (2007/08) y 50% más que el año pasado.El pico de ventas de silobolsas comienza en marzo y se extiende por unos tres meses. Al momento, el jefe de ventas de Plastar, Guillermo Lardies, expresó que las ventas aumentaron 18% y ya se acercan a las de la campaña que fue récord.Más escéptico, Gustavo Goni, de Agrinplex, dice que las ventas de su empresa se acercarán a las del año pasado, limitadas por la capacidad instalada de la firma, que estará trabajando con plena ocupación.En conjunto, los productores agropecuarios, acopiadores y exportadores argentinos desembolsarán unos u$s 120 mi llones para almacenar sus granos de esta campaña.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *