26 de febrero de 2010 13:47 PM
Imprimir

Se expande la chinche de los cuernos en los cultivos de soja y maíz de la región pampeana

El ingeniero agrónomo Nicolás Iannone, del Grupo del Sistema de Alerta del INTA de la localidad bonaerense de Pergamino, consignó que en "estos momentos la población de la chinche de los cuernos, Dichelops Furcatus, se está difundiendo en toda la región pampeana".

La plaga se expande "salvo excepciones zonales" y se presenta "como una especie casi pura en los agroecosistemas sojeros", explicó el especialista del Servicio Técnico del INTA Pergamino.
Iannone consideró que este tipo de chinche se instaló en la soja de primera implantación en los últimos años.
"Las tres campañas anteriores se caracterizaron por tener a la chinche de los cuernos como la más abundante entre todos los hemípteros fitófagos de soja", añadió.
Expresó que las poblaciones de esta especie de chinche, que en general continúa en incremento año tras año, afectan ahora no sólo al cultivo de soja, sino "fundamentalmente al maíz en sus primeros estados de desarrollo".
"En esta campaña se registró este impacto en gran parte de la región pampeana, y como novedad, hemos detectado por primera vez el impacto de chinche de los cuernos en lotes de girasol en sus primeros estados o inmediatamente después de la emergencia, obligando a la resiembra en casos puntuales", sostuvo.
El especialista reconoció que también fue de "gran importancia su impacto en trigo, cuyo ataque desde espiga embuchada se tradujo en espigas de trigo con la mitad superior blanca (vana) y con las aristas totalmente retorcidas".
"Sin embargo, en la presente campaña sojera, 2009/10, los picos poblacionales no alcanzarán el potencial que se podían prever al inicio debido a la gran cantidad de aplicaciones de insecticidas para el control de isocas realizadas", aclaró.
Las fumigaciones se efectuaron "previo y durante el estado reproductivo de soja al igual a lo ocurrido en la campaña anterior".
También analizó que "es probable que las poblaciones de esta chinche hayan venido para quedarse en la región productiva pampeana, e incluso siguiendo con tendencia dominante frente a las otras especies chinches".
"Es por ello que debemos considerar el umbral diferencial de esta especie", especificó.
En los casos donde haya más de una especie de chinche en conjunto, en un lote, debe hacerse un porrateo para determinar la proporción en que se encuentren, como medida de control.
"Asimismo, debemos tener en muy en cuenta para su control, de manera prioritaria a fin de lograr eficiencia, que esta especie es también diferencial respecto de las demás chinches del complejo", añadió.
Es una especie con mayor tolerancia a los insecticidas y demanda incrementar las dosis que se requieren para el control de chinche verde y de la alfalfa.
Por lo tanto, el técnico recomendó "tener muy presente que para chinche de los cuernos se debe aumentar entre un 30 y 50 por ciento las dosis usadas normalmente para el control de las otras especies de chinches".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *