26 de febrero de 2010 14:16 PM
Imprimir

La lucha contra la aftosa en Bolivia favorecerá negocios

El inicio de los trabajos para la lucha contra la fiebre aftosa en Bolivia ayuda a crear nuevas expectativas para el trazamiento de objetivos para el negocio en este sector. Tal es así que el presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), Daniel Rojas, sostiene que luego de que Bolivia logre mejorar su status, igualará a Paraguay (status de libre de fiebre aftosa con régimen de vacunación), por lo que el volumen del negocio ganadero se incrementará rotundamente.

Rojas, tras participar en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, del encuentro ordinario del Giefa (Grupo Interamericano de Erradicación de Fiebre Aftosa), precisó que actualmente la desigualdad en el status restringe el comercio fluido entre ambos países.

Agregó que apenas se levante el status de Bolivia, Paraguay se verá beneficiado, porque los productores bolivianos tendrán que realizar inversiones mucho mayores para el mejoramiento genético. Para ello tendrán que recurrir a Paraguay, atendiendo a que el país es reconocido por la buena genética que posee actualmente.  

Por otra parte, indicó que desde el servicio sanitario oficial –Senacsa-, se ofrecerá a Bolivia el modelo de trabajo realizado a nivel nacional con el sector privado, de cara a que puedan obtener resultados auspiciosos en el menor tiempo posible.

Añadió que el sistema de la Comisión Interinstitucional es el que será facilitado a los bolivianos, ya que en esta experiencia se tiene la presencia del sector privado, en cuestiones que obedecen al presupuesto de la institución, cuyos planteamientos de ejecución de programas pueden ser evaluados por el mismo sector privado.

Sostuvo además que Brasil y Argentina son los países que ofrecerán recursos económicos para el fortalecimiento del trabajo de lucha contra la fiebre aftosa en Bolivia.

La fuerte presión de los integrantes del Grupo Interamericano de Erradicación de Fiebre Aftosa obligó al gobierno boliviano a comprometerse a brindar las garantías necesarias para el inicio del plan de lucha contra el mal animal. Esto representa un gran aliciente para la región de cara a mejorar el status sanitario, que actualmente significa limitaciones para el comercio de la carne.

Entre los puntos que fueron aconsejados por el Giefa, al gobierno de Bolivia, está la necesidad de realizar un diagnóstico de situación del programa de aftosa; la reestructuración y fortalecimiento institucional del Senasag (Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria); el involucramiento y compromiso del gobierno nacional, departamental, municipal, junto con el sector privado, para los trabajos de planificación, financiamiento, ejecución y evaluación del programa; la descentralización de los procesos administrativos del Senasag; y la ejecución de las actividades operacionales a los departamentos y sector privado cuando sea pertinente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *