27 de febrero de 2010 06:31 AM
Imprimir

Agroquímicos

La obtención de moléculas y productos de alta eficiencia, con productos selectivos en su acción sobre la plaga o maleza a la que están destinados, que se respete el medio ambiente, la salud de las personas y los animales y que puedan ser ...

La obtención de moléculas y productos de alta eficiencia, con productos selectivos en su acción sobre la plaga o maleza a la que están destinados, que se respete el medio ambiente, la salud de las personas y los animales y que puedan ser manejados en forma segura y responsable son las tendencias más marcadas en materia de producción de fitosanitarios. Según Pablo Grosso, director de Gestión Tecnológica de la Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (Casafe), en el caso de insecticidas "la Argentina sigue la tendencia mundial donde grupos químicos como los neonicotinoides y los IGR (reguladores de crecimiento de insectos por sus siglas en inglés) muestran una clara tendencia al aumento de su uso". Según destacó, aparecen nuevos grupos como las diamidas antranilínicas, que se caracterizan por la baja cantidad de materia activa por superficie para producir buenos controles de insectos y su bajísima toxicidad para el ser humano y la fauna no blanco específico del producto. En fungicidas, entre otros puntos se destaca la aparición de las estrobilurinas y las mezclas de éstas con triazoles, que representan una evolución en el uso de los fungicidas donde se pudieron combinarse diferentes movimientos de las moléculas en las plantas con diferentes formas bioquímicas de acción. "Muchos esfuerzos en investigación están dedicados a obtener diferentes mecanismos de acción y diferente movilidad (bidireccional) con una mínima toxicidad para el medio ambiente", agregó. Herbicidas Sobre herbicidas, dijo: "Independientemente de la aparición de nuevas moléculas, los aspectos a tener en cuenta están dados por factores de manejo integrado, como ser manejar y definir estrategias para cada campo para minimizar el impacto de las malezas y programas de manejo proactivo para preservar la vida útil de aquellos herbicidas más usados y eficaces. Esto haciendo relevamiento e inventarios de malezas presentes y diseñar programas para rotar cultivos, manejo de barbechos, maximizar capacidad competitiva de los cultivos, momento óptimo de aplicación, semillas de calidad, etcétera".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *