27 de febrero de 2010 06:31 AM
Imprimir

Estrategias para cosechar lotes con "falta de piso"

Técnicos del INTA Manfredi, Córdoba, plantean alternativas para conseguir mayor flotabilidad y transitabilidad de las cosechadoras en suelos saturados

Luego de una campaña agrícola de bajas precipitaciones con pérdida de producción del 30% (2008/09), la campaña actual se presenta como buena a muy buena con pronóstico de buenos rendimientos, pero al mismo tiempo se genera cierta preocupación porque desde fines de enero hay zonas donde los de suelo se encuentran "saturados". Los pronósticos climáticos para el otoño próximo indican altas precipitaciones, principalmente en el centro este y noroeste del área productiva. Según un trabajo de Mario Bragachini y José Peiretti, de INTA Manfredi (Proyecto Eficiencia de Cosecha), entre las soluciones que existen para la cosecha en lotes con falta de piso se menciona el "aumento de la flotabilidad y transitabilidad de las cosechadoras" mediante adaptaciones especiales. Para ello habrá que reducir la presión específica (kg/cm2) de los neumáticos sobre el suelo. Hay dos maneras: disminuir el peso de la cosechadora y no superar el 50% de llenado de la tolva durante la cosecha, o bien, aumentar el ancho y el largo de pisada del tren delantero y trasero de las cosechadoras de tracción simple. Hay que destacar que el equipamiento de doble tracción hidrostática o mecánica resulta fundamental para aumentar la transitabilidad de las cosechadoras. En materia de equipamiento, las alternativas posibles de neumáticos para situaciones de falta de piso son: Neumáticos tipo Terra Tyre, con banda ancha y de baja presión de inflado. Se adaptan bien para siembra directa pues el objetivo es evitar el huellado y aumentar la transitabilidad, pero cuando hay barro o agua la transitabilidad se reduce al formar una onda en frente del neumático (no hay buen agarre).  Neumáticos radiales de alta flotabilidad, con tacos a 45° y de buen ancho. Son un poco menos costosos que los Terra Tyre, llevan algo más de presión de inflado. Permiten aumentar la flotabilidad respecto de los neumáticos radiales tradicionales, reducir el huellado en siembra directa y, si el taco es profundo y de 45° poseen buena transitabilidad. Estos neumáticos, con tacos a 23º, son utilizados en tolvas autodescargables y en cosechadoras para aumentar su transitabilidad.  Neumáticos radiales convencionales. Mejoran la transitabilidad y flotabilidad con respecto a uno tradicional al ejercer menor presión específica sobre el suelo debido a una menor presión de inflado y una mayor deformación de la banda de rodamiento. Estos pueden ser con tacos a 45º para tracción en barro, con tacos a 23º para suelos más arenosos y sin tacos, tipo rombo, para tolvas autodescargables.  Neumáticos convencionales. Estos son utilizados por su bajo precio. Poseen alta presión específica sobre el suelo, menor transitabilidad y flotabilidad que las opciones anteriores pero suelen ser útiles para mejorar las prestaciones de cosechadoras livianas de bajo costo a las cuales se les colocan rodados duales.  La otra alternativa de traslado son las semiorugas de acero, utilizadas en cosechadoras de arroz, que son muy útiles para lograr transitabilidad cuando el subsuelo presenta piso duro, como en los arrozales. Pero no son tan útiles cuando el subsuelo no ofrece sustentabilidad como en muchos suelos anegados de la pampa húmeda. Otro problema es su escasa agilidad de traslado en caminos, su alto costo y el estado en que deja el rastrojo para el próximo cultivo. En el caso de utilizar esta alternativa se aconseja cambiar el rodado trasero de la cosechadora. Los sistemas de traslado tipo orugas con banda de caucho fueron diseñados para reducir la presión específica sobre el suelo, aumentar la flotabilidad y la eficiencia de tracción, pero poseen poca adaptación para funcionar en el barro. La ventaja principal con respecto a las orugas de acero radica en la agilidad de transporte, por su mayor velocidad máxima y también el bajo huellado que produce en situación de cosecha con suelo húmedo; esta alta flotabilidad también produce una muy buena estabilidad lateral de las cosechadoras, aspecto muy importante cuando se trabaja con cabezales de gran ancho de labor. Su mayor desventaja es el alto costo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *