19 de octubre de 2012 09:53 AM
Imprimir

El diagnóstico de gestación como herramienta de ahorro económico

Saber si la vaca está preñada o vacía a tiempo es fundamental para mejorar los beneficios.

Un retraso en el diagnóstico de gestación se traduce en un aumento de los costes de alimentación y una disminución del valor de sacrificio de los animales.

Según Grant Dewell, del Iowa Beef Center, a causa del aumento de los costes de la alimentación y a la escasez de forraje en algunas áreas este invierno, los test de preñez en vacas serán de vital importancia. No serán necesarios muchos días alimentando a una vaca vacía para compensar los costes de las pruebas diagnósticas del ganado entero.

Es posible que este año, debido a las altas temperaturas, se observen menores tasas de preñez en las vacas, ya que estas temperaturas durante la época de reproducción han podido provocar una disminución de la fertilidad, debido a la muerte del embrión y, en algunos casos, a la reducción del estro o a la disminución de la actividad del toro. Esto resultaría en un aumento de las vacas abiertas, por lo que este invierno cobrarían especial importancia las pruebas de diagnóstico de gestación.

El veterinario debe determinar cuál es el mejor momento para realizar el diagnóstico de gestación a las vacas basándose en la estación reproductiva. Se debe desechar cualquier vaca abierta y evaluar de forma crítica el estado de salud de las vacas preñadas. Una vaca con problemas potenciales de ojos, pezuñas o mandíbula, así como las que se encuentren en mal estado o muy delgadas deberían eliminarse a principios de este año.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *