28 de febrero de 2010 00:17 AM
Imprimir

Ya se trilla el arroz en la costa

Comenzó la cosecha arrocera en los campos de le Ruta 1. Pese a los malos augurios iniciales, se anticipa un crecimiento en el área sembrada en nuestra provincia.

Con los índices justos de humedad, con muchas plantas volteadas por las intensas lluvias, con una gran demanda de equipos de trilla para hacer el trabajo cuanto antes, comenzó una nueva etapa en la campaña de arroz: la cosecha. Hasta ahora, todo parece indicar que nos encaminamos hacia una nueva instancia de consolidación de este cultivo en nuestra provincia.En el inicio, la campaña comenzó con muchas dificultades. Se sembró con muy poca agua (en seca), pero inmediatamente comenzaron las lluvias que complicaron la siembra y los tratamientos culturales. “Creo que evolucionó bien gracias a un esfuerzo muy grande de los productores, quienes han comenzado a emplear técnicas culturales, gracias a las cuales pueden sobrellevar con mínimos efectos adversos estas circunstancias”, sostuvo Ing.Agr. Walter Pucciarello, titular del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Fe. Es que desde hace cuatro años a esta parte se están aplicando las técnicas del Fondo Latinoamericano de Arroz para Riego (FLAR) con metodologías precisas, que ayudaron a los productores a acortar los períodos de crisis. “Estas técnicas se centran en bajar la densidad de planta, realizar una siembra temprana, mantener un control temprano de malezas, aplicar los fertilizantes de una sola vez y controlar el manejo del agua. Entrar con el agua a los 25 días de emergencia, entre otras cosas”, sintetiza.Según Puccierello, el arroz es un cultivo que necesita mucha tecnología, y el conocimiento del técnico es una herramienta más. “Esta zona de Santa Fe ha incorporado mucha tecnología y hay muchos técnicos trabajando en la región”, sostiene. Con respecto a los potenciales rindes, el ingeniero se entusiasma. “Creo que va a estar por debajo de la campaña anterior, pero no va a ser un desastre como creíamos en noviembre, es una grata sorpresa llegar a los 8.000 kilos”, proyecta. “Estamos diagramando acciones de capacitación para los próximos días en Reconquista y San Javier”, finaliza.TecnologíaJuan Marassi, de la semillera RICETEC, destacó que estamos llegando a la época más feliz de este ciclo. “Llega el momento de la cosecha y los lotes se presentan como muy promisorios, mejor que en otros años”, asegura. Para el especialista, se ha tenido un buen mes de enero, con buena luminosidad. “Vemos lotes muy lindos, y estamos compartiendo con los productores los nuevos materiales para la próxima campaña. La empresa tiene mucha expectativa en esta zona de Santa Fe, centrando las actividades en las jornadas a campo y en las charlas de invierno”. Para Marassi, los materiales se están adaptando muy bien, con los nuevos híbridos Clearfield que están andando muy bien en esta zona, y los productores lo aprecian en este esfuerzo conjunto por mejorar.Para el encargado de la empresa semillera, este año, la principal preocupación fue el clima, con el consabido desborde de los ríos. “La incidencia de enfermedades y plagas está presente, pero contra eso tenemos herramientas, estamos viendo buena tolerancia a los materiales, y el vuelco es un problema generalizado por las lluvias. Si bien las variedades están rindiendo muy bien, en lotes de altísima productividad es difícil que aguanten mucho las plantas”, sostuvo.Según Marassi, Santa Fe es la zona del país que más ha crecido en los últimos años. Hoy estamos hablando de 35.000 has. y esto viene de la mano de estas nuevas tecnologías CL que están palanqueando este despegue. El área va a seguir creciendo, tenemos buenos proyectos basados en la capacidad de los suelos y del agua disponible. Esta zona está llamada a ser cada vez más importante”, anticipa.MercadosPara el Ing. Agr. Rubén Favot, la campaña había arrancado bien en las etapas iniciales de preparación y siembra, “pero luego nos golpearon las lluvias de noviembre y diciembre, en algunos casos hasta 1.000 mm. Esto complicó la siembra y los trabajo culturales (herbicidas y fertilización).”Para Favot, en un año húmedo hay más presión de las malezas. Algunos lotes se ensuciaron más, no se pudo fertilizar de acuerdo a lo planificado, al tratarse de campos bajos hubo que usar más el avión. Los primeros lotes recibieron menos radiación que el año pasado, luego ese aspecto mejoró y también ayudó a la floración y al llenado de grano. “Suponemos que los lotes van a estar mejor que lo que creíamos, hay arroceras con mejor stand de plantas que en años anteriores”, anuncia.Según este especialista, Santa Fe es la provincia arrocera por excelencia del país, ya que la recorre el río de punta a punta, y ésa es una clave que debería aprovecharse. “Es cuestión de armar el sistema de riego y un buen manejo del agua, no sólo para el arroz, sino para toda la producción”, dice. Para Favot, “venimos de tres años de seca, y si hemos drenado los Bajos Submeridionales, igual podemos llevar agua del Paraná para los Bajos, sólo es cuestión de inversión, la provincia tiene el suelo y el agua”.Con respecto a la disminución del rendimiento, Corrientes tuvo muchos problemas, sembraron sin agua en las represas, y Entre Ríos también tiene problemas de agua. A nivel mundial también se percibe una retracción productiva muy importante, y si bien los volúmenes de nuestro país son ínfimos a escala mundial, la consolidación de Santa Fe en este sentido puede encender una luz de esperanza a futuro.”El mundo tuvo una menor producción, en India tuvieron La Niña y ellos hacen cultivo de secano, por eso no salieron al mercado mundial a vender”, finalizó Favot.Producción“La campaña no es buena como otros años, tuvimos más gastos y menos rinde”, señaló Gabriel Perusini, tesorero de la Asociación Plantadores de Arroz de la Provincia. Los rindes serían entre un 20 y 25 % menos por debajo de lo normal.El productor explicó que el clima no los acompañó. “Tuvimos que invertir más en sacar el agua de las chacras que en regar; fue muy llovedor, hubo muchos días nublados, la planta se crió muy alta y no esta rindiendo lo que rendía años anteriores”. Al ser consultado sobre la incidencia del desborde de los ríos San Javier y Saladillo, expresó que la crecida del Saladillo hizo perder muchas hectáreas, en algunos casos hasta 400.En tanto, la crecida del río San Javier, hizo que Vialidad Provincial cerrara varios desagües naturales al río, por lo que se debieron colocar más bombas de bajo levante para sacar el agua excedente. Con respecto al área sembrada, se estima en unas 30 mil hectáreas aproximadamente. Según Marassi, Santa Fe es la zona del país que más ha crecido en los últimos años. Hoy estamos hablando de 35.000 has. y esto viene de la mano de la tecnología CL.  Tecnología genéticaEl avance del cultivo se sustenta en gran medida en la tecnología Clearfield (resistente al arroz colorado). La empresa RiceTec lanzó AVAXI, el primer híbrido de arroz para el Mercosur en el año 2003. Al año siguiente se lanzó el primer híbrido de arroz con tecnología Clearfield, y en el 2005 se produce el lanzamiento de TIBA, primer híbrido de ciclo medio. Hoy, los principales productores de arroz destacan como sus cualidades principales la alta productividad, la calidad y la rentabilidad por hectárea que obtuvieron.  /// el dato  Dos especialistas. Rubén Favot (izq.) y Rofolfo Vicino analizan el estado de un lote.ExportaciónGracias a la invitación que realizó la Asociación de Plantadores de Arroz de la Provincia de Entre Ríos, los productores santafesinos se preparan para exportar por segundo año consecutivo arroz a Venezuela. En esta oportunidad el cupo para la provincia de Santa Fe es de 3 mil toneladas. La metodología que se utiliza para los productores que quiere participar, es dividir las hectáreas sembradas por las 3 mil toneladas y eso es lo que le toca a cada uno.  /// el dato La trilla de arroz presenta características muy particulares. Hay gran cantidad de material vegetal en los lotes, los granos son muy abrasivos, húmedos y delicados. Si a esto se suma las dificultades del tránsito de la maquinaria por la escasa sustentabilidad del suelo, frecuentemente en condiciones de inundación, hacen de esta labor una tarea más complicada que en otros cultivos.Esta situación genera una mayor posibilidad de que se produzcan altas pérdidas o bajas eficiencias de cosecha. Hernán y María Cecilia Ferrari (INTA Concepción del Uruguay), a través del Proyecto Nacional de Eficiencia de Cosecha y Postcosecha de Granos (PRECOP II), plantean la necesidad de extremar las precauciones en lo que refiere a regulación y puesta a punto de los componentes y los accesorios de las cosechadoras arroceras para realizar el trabajo con la mayor eficiencia posible.Un punto importante es la capacitación de los operadores de estos equipos. No sólo debe limitarse a conocer las partes y funcionalidades de la máquina, también deben conocer como regular los componentes según las condiciones del cultivo, como disminuir el consumo de combustible, reducir la pérdida granaría y aumentar la calidad del producto final.La capacitación es un proceso continuo que ha de ir acompañando a la evolución tecnológica de la maquinaria agrícola. De lo contrario, el resultado costará muy caro. El productor pagará la ineficiencia con la propia cosecha disminuida, debido al aumento de pérdidas en cantidad y calidad de los granos. Por su parte, el contratista la pagará con su propia máquina, por la reducción de la longevidad y el aumento en el consumo de combustible.La cosechadora arrocera se encuentra se usa durante buena parte del año, sólo se la detiene durante el desarrollo vegetativo de los cultivos. Estos son los momentos en los que se debe aprovechar para realizar una minuciosa limpieza de toda la máquina, una revisión general y la reparación de las piezas desgastadas.  30 millones de tn. de arroz se comercializan en el mundoEn Entre Ríos, se siembran 100.000 has, 80.000 en Corrientes, 35.000 en Santa Fey 15.000 en Chaco y Formosa.  /// en relación La cosechadora a punto  /// en números  Demasiadas nubes y agua. Los rindes caerían un 20% por la menor radiación solar y el anegamiento de algunos lotes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *