28 de febrero de 2010 08:51 AM
Imprimir

Proponen que la Oncca vuelva a su función original

El consultor Arturo Navarro propone que la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) regrese a su función original, en la órbita del Ministerio de Agricultura, como organismo descentralizado.

Ex presidente de CRA y Carbap, entidades que agrupan a centenares de asociaciones rurales, Navarro opinó que la "creación del Ministerio de Agricultura es una muy buena oportunidad para diseñar un eficiente sector público agropecuario y agroindustrial".
A partir de 2007, la Oncca también está facultada para establecer mecanismos de eficiencia en el uso de los granos destinados a la alimentación de las distintas especies animales.
Puede definir las clasificaciones de los mismos cuya producción será objeto de compensación, atendiendo a las particularidades de las distintas cadenas productivas involucradas.
Esta competencia abarca el control de la operatoria de personas físicas y jurídicas que intervienen en el comercio y la industrialización del ganado, la carne, sus productos y subproductos, así como de los granos, las legumbres, las oleaginosas y los lácteos, detalló el consultor.
También destacó que el organismo es responsable de administrar el mecanismo creado por la Resolución del entonces Ministerio de Economía y Producción, destinado a subsidiar –a través de los industriales y operadores que vendan en el mercado interno– el consumo de productos derivados del trigo, el maíz, el girasol y la soja.
Por último, la Oficina es responsable de la administración de las operaciones de importación y exportación de carnes vacunas, carnes de cerdos y lácteos, entre otros productos de la cadena agroalimentaria.
El presupuesto ajustado de 2009 fue de 3.855,8 millones de pesos, cuando todo el sector público agropecuario, en los ’90, funcionó con 400 millones de pesos.
"Pero no hay que hacerse tantas ilusiones, porque ejecutó apenas un 60 % de la cifra mencionada, o sea 2.319,7 millones de pesos, lo que implica que no todos cobraron las compensaciones prometidas.
Para este año, cuenta con 2.731 millones de pesos, de los cuales 2.700 son para "Transferencias a empresas privadas".Navarro propone:
a) Confirmar que el flamante Ministerio de Agricultura tiene la competencia sobre alimentos, para recomponer el criterio de cadena.b) Eliminar las normas que crean y reglamentan los ROE, así como todos los mecanismos de compensación (esto último de manera gradual, para no quebrar a los beneficiarios).
c) Las exportaciones de carnes y lácteos deben ser liberadas, a fin de fomentar el valor agregado exportado.d) Para cereales y oleaginosas, derogar la llamada Ley Martínez Raymonda y los ROE y volver al régimen de la Ley 21.453 y su Decreto reglamentario 1.177/92. De esta manera, los exportadores no tendrán que adquirir la mercadería antes de declararla para exportar; se volverá al sistema de registro, con 360 días para obtener el cumplido de embarque y así el valor disponible se arrimará a la "paridad teórica".
e) La Cuota Hilton debería depender del Ministerio de Agricultura y, si se mantiene el registro de operaciones de exportación en la Oncca, tendría que ser bajo atenta vigilancia del Ministro.
"La ONCCA volvería a su función original, permaneciendo como organismo descentralizado, dependiente del Ministerio, únicamente si requiere un manejo autónomo de su presupuesto, por existir un régimen sancionatorio, para los que atenten contra la transparencia y la libre concurrencia", sostuvo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *