27 de octubre de 2012 12:33 PM
Imprimir

A cuidar ovejas madres y carneros

Ambas categorías ovinas son de fundamental importancia para la continuidad de las explotaciones.

Se acerca la época de señalada en la zona de Sierras y Mesetas y Precordillera de Río Negro y por tal motivo desde distintos organismos e instituciones se recomendó a los productores ovinos que estén atentos a la situación y tengan en cuenta algunos recaudos. Entre ellos, cabe destacar los siguientes.

1. Chequear el estado del pastizal.Observe la cantidad y condición de las especies preferidas por los animales y ajuste la carga de cada cuadro en consecuencia. Mantenga las ovejas con cría en el mejor. Planifique el pastoreo de primavera dejando cuadros en descanso. Evalúe la posibilidad de adquirir heno, granos o balanceados para mejorar la dieta de los animales, que se vería restringida en primavera por la tendencia climática observada hasta el momento.

2. Evaluar la condición corporal. Con este indicador y la estimación de la cantidad de pasto disponible en el campo puede decidir adelantar o no el destete de los corderos.

3. Enfocarse en los reproductores.Las ovejas madres y los carneros representan categorías de fundamental importancia para la continuidad de las explotaciones. Analice la posibilidad de suplementarlos para disminuir la mortandad y considere la salida del campo de otras categorías de animales.

4. Planificar la señalada y evaluar dar la primera dosis de la vacuna anticlostridial a todos los corderos.Recuerde que tiene que dar un refuerzo de esta vacuna a toda la corderada entre tres y cuatro semanas después de esta primera dosis. Si se le complica puede hacerlo al destete. Si no se vacunaron las madres en el preparto, hágalo en la señalada. Evite que los cuchillos utilizados para señalar, castrar y descolar entren en contacto con el piso del corral y se ensucien. Desinféctelos cada diez o 15 animales y trate de desinfectar las heridas de castración y descole.

Precaución: Monte

Pichi Mahuida, Adolfo Alsina, el norte de Valcheta y el sur de Avellaneda integran una zona con tendencia a valores por debajo del promedio de productividad forrajera, por lo que habría que ir monitoreando su situación en los próximos meses.

Alerta: Monte

Zonas que presentaron situaciones desfavorables durante el otoño confirman dicha tendencia al inicio de primavera. Son el centro de El Cuy, el centro-norte de Nueve de Julio, el extremo noreste de 25 de Mayo y el oeste de General Roca, cuyos picos de producción de forraje se dan normalmente en octubre. Es importante ir evaluando suplementación posparto y el destete anticipado de corderos.

Sierras y Mesetas y

Meseta Central

La interacción entre sequía y cenizas en algunas áreas persiste. Pilcaniyeu, el sur de El Cuy, 25 de Mayo, el centro-oeste de Nueve de Julio y el centro-este de Ñorquinco presentan una tendencia desfavorable que probablemente se extienda con la primavera, por lo que la suplementación estratégica asoma como una práctica necesaria para los vientres. Es importante seguir la evolución de los mallines para tomar decisiones de manejo.

La emisión de un nuevo informe será el 15 del próximo mes, correspondiente a la zona Monte y al momento productivo de la planificación

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *