2 de marzo de 2010 06:45 AM
Imprimir

La biotecnología agrícola, ¿solución para la seguridad alimentaria?

Los países en desarrollo se enfrentan en la actualidad a una creciente inseguridad alimentaria, una situación agravada por el cambio climático que empeorará las condiciones de vida de millones de personas.

Ante la creciente inseguridad alimentaria en los países en desarrollo, se plantean las biotecnologías agrícolas para hacer frente a los grandes retos de garantizar la seguridad alimentaria sin destruir la base de los recursos del medio ambiente.

Este tema será debatido en la Conferencia Técnica Internacional de la FAO sobre Biotecnologías Agrícolas en los Países en Desarrollo, entre los días 1 y 4 de marzo, en Guadalajara, México. La conferencia evaluará de forma objetiva la forma en que las biotecnologías agrícolas pueden contribuir a que los países en desarrollo enfrenten eses retos. También analizará las oportunidades y alianzas necesarias para fortalecer la capacidad de los países en desarrollo para escoger y usar las tecnologías apropiadas.

Biotecnologías agrícolas al servicio de los agricultores pobres
La reunión no está centrada en los organismos genéticamente modificados (OGM). Abarcará todo tipo de biotecnologías agrícolas, incluyendo las relacionadas con el sector alimentario y agrícola (cultivos, bosques, ganadería, pesca y acuicultura, agroindustria). La FAO insiste que es imperativo que las biotecnologías agrícolas se centren también en las necesidades de los pequeños campesinos, pescadores y población que vive de los bosques que deben hacer frente a la inseguridad alimentaria y al cambio climático.

Las biotecnologías agrícolas pueden aplicarse a un amplio abanico de fines diversos, como la mejora genética de variedades de plantas y poblaciones animales para incrementar su rendimiento o eficacia; la caracterización y conservación genética de los recursos genéticos agrícolas, pecuarios, forestales y acuáticos, diagnosis de enfermedades de animales y plantas, desarrollo de vacunas y la mejora de piensos. Sin embargo, el debate público sobre la biotecnología se ha centrado en gran parte en los organismos modificados genéticamente y ha descuidado otras biotecnologías, muchas de las cuales pueden ser de gran relevancia para la alimentación y la agricultura en los países en desarrollo.

Debido a que la investigación en las biotecnologías agrícolas se realiza en su mayor parte por el sector privado en los países desarrollados, los productos obtenidos se destinan a cubrir las necesidades de sus agricultores. La FAO defiende un cambio de dirección para atender a los pequeños agricultores en los países en desarrollo.

La conferencia es acogida por el Gobierno de México y copatrocinada por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). El Grupo Consultivo sobre Investigaciones Agrícolas Internacionales (GCIAI), el Foro Mundial sobre Investigación Agrícola (FMIA), el Centro Internacional de Ingeniería Genética y Biotecnología (ICGEB) y el Banco Mundial son asociados importantes en la iniciativa.

Existen diversas organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales que organizan sesiones paralelas en la conferencia, entre la que figuran la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Oxfam Internacional, la Asociación de Asia y el Pacífico de Instituciones de Investigación Agraria (APAARI) y el Foro de investigación agrícola en África (FARA).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *