2 de marzo de 2010 06:52 AM
Imprimir

Buscan frenar la expansión de la rabia paresiante

Ya se registraron casos de la enfermedad en varias localidades. Temen que se puedan registrar más pérdidas de cabezas. Repartieron dosis a los pequeños productores.

El Ministerio del Agro y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) están realizando operativos para impedir la expansión de la rabia paresiante en la provincia. Desde la cartera agraria mostraron su preocupación por los casos registrados y aseguraron que de aumentar el número de casos, podría perderse varias cabezas de ganado.
El subsecretario de Producción Animal Rodolfo Jaquet, confirmó la existencia de casos positivos de rabia paresiante en los municipios de Caraguatay y El Alcázar, en tanto que en Pozo Azul, en la zona comprendida entre Aristóbulo del Valle y Ruiz de Montoya y en Jardín América se detectaron casos sospechosos.
"Si la expansión de la enfermedad se concreta en toda la provincia se hará muy difícil de controlar y seguramente vamos a tener muchas bajas", aseguró.
El funcionario explicó que la situación puede llegar a ser “alarmante” ya que la expansión de la enfermedad es difícil de controlar y "seguramente tendremos más bajas, por eso que junto al Senasa tratamos de cerrar círculos donde aparecen los focos positivos y diagnosticado por laboratorio para evitar la expansión".
Explicó que debido a que la vacuna para controlar la enfermedad no es obligatoria, muchos productores no han vacunado sus animales.
Jaquet señaló que a causa de la aparición de casos "los productores se desesperan por comenzar a vacunar y los laboratorios realizan poca cantidad de vacunas porque tienen un tiempo de vencimiento muy corto y generalmente se les hecha a perder".
"Desde el Ministerio y del Senasa, cuando aparecen estos casos aportamos vacunas. Para los casos de Montecarlom, nosotros hemos entregado cinco mil dosis y el Senasa tres mil, que son para los pequeños productores que no pueden afrontar los gastos", indicó

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *