2 de noviembre de 2012 11:16 AM
Imprimir

Cristina no convence en Nueva York: bonos derrapan 22% desde el fallo

La caída de la deuda local en Wall Street acumula tres ruedas consecutivas. Los rendimientos ahora alcanzan el 16% en dólares a tres años de plazo. No hay piso.

 

 

La aparición pública de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, asegurando que el país pagará los vencimientos de deuda en dólares, no alcanzó para tranquilizar a los inversores. En Nueva York, los bonos argentinos volvieron a hundirse por tercera rueda consecutiva (el viernes pasado, el miércoles y ayer) hasta 8%. Otra vez, el Global 17 fue vapuleado precisamente porque es uno de los que se deberían pagar en el corto plazo. El próximo 2 de diciembre el Gobierno tiene que cancelar intereses de este bono, luego el 15 pagan los cupones PBI y a fin de ese mes caen vencimientos del Discount y Par: la friolera de u$s 532 millones por intereses de los títulos y otros u$s 2.800 millones por cupones en moneda extranjera (todo a fin de año), con la incertidumbre actual por una aceleración de los tiempos legales (a favor de los buitres), genera la masiva salida de los inversores.
En tres ruedas (desde el 26 de octubre al cierre de ayer), el Global esfumó u$s 22 de valor. En porcentaje, la caída alcanza el 22% y es el título más castigado en el exterior. Pero el desarme de posiciones es lineal en la Gran Manzana: el Discount en dólares derrapa 19,9%, Discount en euros (-12,80%), Par en dólares (-11,84%), cupón PBI en euros (-12,50%), cupón en dólares (-11,30%) y el Boden 15 (-8,70%) y el Bonar 17 (-7,30%).
“Los bonos argentinos están siendo golpeados una vez más, el rendimiento del Boden 15 crece 123 puntos básicos hoy (por ayer) ya que el mercado considera que hay riesgo de un default argentino. Esta es situación muy problemática, como mínimo, e implica que la próxima decisión del juez Griesa será muy polémica. Es lógico esperar que la volatilidad del mercado se mantendrá”. El comentario a clientes corre por cuenta de Bulltick Capital Markets, un banco de inversión de EE.UU., y refleja cómo están viendo los traders del exterior el caso argentino. La destrucción de los precios disparó el rendimiento de los títulos. Ahora, el Global 17 rinde 16% y el Boden 15 más de 15,5%. Tasas disparatadas para un país que pone inéditas restricciones cambiarias a gran parte de la economía para pagar la deuda (pero que no se cansó en los últimos años de denostar al mercado financiero).
El costo del seguro contra un default volvió a dispararse. Ayer subió 5,66% hasta los 1.910 puntos básicos. Del precio del Credit Default Swap (CDS) a cinco año de plazo, se desprende que la probabilidad a una cesación de pagos de la Argentina supera el 70%. Dicho en criollo: por el costo del seguro, quienes compran esta cobertura asumen con un alto grado de probabilidad, que en el transcurso de los próximos cinco años el Gobierno deja de pagar la deuda. Este escenario, inimaginado antes del “26-O”, es lo que retumba en el mundo financiero con la Argentina.
“En general, todo el mundo está de acuerdo en que existe una gran incertidumbre por delante. Las aclaraciones del juez Griesa sobre el caso será el próximo paso para evaluar si el gobierno será capaz de continuar con los servicios de la deuda sin incidentes o será obligado a compensar a los holdouts”, señala Daniel Chodos, estratega de Credit Suisse.
En Buenos Aires, otra vez, hubo cierta disparidad en los precios. Mientras que el Merval (intrascendente por el nivel de negocios) subió 1,12%, sólo los bonos en pesos pudieron recuperar posiciones mientras que los de dólares siguieron en baja. El saldo favorable fueron los cupones PBI que resucitaron 3,5% en el MAE.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *