2 de noviembre de 2012 15:11 PM
Imprimir

Cada vez hay mas campos inundados

Al menos 4 millones de hectáreas se encuentran afectadas por los anegamientos e inundaciones en la provincia de Buenos Aires.

Así surge de un informe que dio a conocer ayer el Ministerio de Asuntos Agrarios, que conduce Gustavo Arrieta. Esa cifra significa que está comprometida poco más del 10 por ciento de la superficie total de la provincia de Buenos Aires. Mientras tanto, en Santa Fe se estimó recientemente que hay 3 millones de hectáreas anegadas.

Estos datos se conocen en un momento en que, por las inundaciones en Buenos Aires, el sur cordobés y el sur de Santa Fe, están demoradas las siembras de soja y maíz.

Según un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires difundido ayer, hasta el momento en soja sólo se logró implantar el 3,6 por ciento de una superficie proyectada con 19,7 millones de hectáreas. En esta oleaginosa hay un retraso del 8,9 por ciento respecto de igual época del ciclo pasado. “Esta demora en la implantación es consecuencia de las fuertes lluvias registradas durante el inicio de esta semana, las que volvieron a descargar abundantes precipitaciones sobre gran parte de la región central de nuestra área agrícola, justamente donde se concentra actualmente la mayor actividad de siembra”, destaca el informe de la Bolsa de Cereales porteña.

En el caso del maíz, ya se sembró el 40 por ciento de una superficie proyectada para grano comercial de 3,4 millones de hectáreas. En este cereal, hay “un gran retraso interanual de 16,8 puntos”, de acuerdo con la entidad.
Bajo agua

Ver Campos comprometidos en un mapa ampliado

En la provincia de Buenos Aires, el Ministerio de Asuntos Agrarios realizó un trabajo, con las áreas de Economía y Desarrollo Rural de la cartera y cruce de información con otros organismos, que estimó en 4 millones de hectáreas el área afectada.

“Actualmente estarían afectadas 4 millones de hectáreas, de las cuales el 50 por ciento está con la necesidad de una especial atención”, indica el relevamiento. “Éstos son los primeros datos sobre una realidad dinámica, ya que la gran proporción de hectáreas con encharcamientos ha estado evolucionando favorablemente en las últimas 48 horas. Las zonas inundadas estructuralmente, por supuesto, merecen toda nuestra atención y ha sido el propio gobernador [Daniel Scioli] quien nos indicó estudiar caso por caso”, expresó el ministro Arrieta.
Complicaciones y asamblea

Por lo pronto, productores y entidades del sector continúan denunciando la gravedad de la situación en los campos. A modo de ejemplo, según la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), en Trenque Lauquen llovieron 287 milímetros en octubre y 1456 mm en lo que va de 2012.

“No hay acceso a los campos, no hay piso [para poder realizar la siembra de los cultivos], no se están dictando clases en la mayoría de las escuelas rurales”, destaca.

En el partido de Bragado, por demoras en la siembra, se estima un 30 por ciento de reducción en el cultivo de maíz. Además, allí en soja “no se ha podido sembrar nada” y hay “anegamiento y ascenso de las napas freáticas por las lluvias y el ingreso de las aguas de otros partidos a través de los canales”.

Según los cuarteles, en ese partido ya contabilizan en lo que va del año entre 1250 y 1350 milímetros. Sólo en octubre se agregaron entre 280 y 290 milímetros.

En Nueve de Julio la situación no es mejor. Allí muchos caminos permanecen cortados, los establecimientos rurales no pueden recibir insumos, hay problemas para la siembra e inconvenientes para el traslado de la producción de leche.

Hoy, en Junín, productores agrupados en la Federación Agraria Argentina (FAA) realizarán una asamblea donde presentarán la situación que atraviesan en los distintos partidos afectados y debatirán los “pasos a seguir” ante la falta de respuestas oficiales..

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *