2 de marzo de 2010 07:11 AM
Imprimir

Jefe sanitario ruso espera zanjar el martes la "guerra del pollo" con EEUU

El jefe sanitario ruso, Guenadi Oníschenko, afirmó hoy que Rusia y Estados Unidos han acercado sus posturas en relación a la suspensión de los suministros de carne de ave a Rusia y podrían zanjar el martes la llamada "guerra del pollo".

Nuestras posturas se han acercado más. Si todo va como va, en la reunión del martes podríamos adoptar decisiones concretas", declaró Oníschenko a la agencia Interfax.Delegaciones de ambos países iniciaron hoy la segunda ronda de negociaciones sobre el cumplimiento de las normas sanitarias rusas por las empresas suministradoras norteamericanas y las perspectivas para reanudar esas exportaciones.El pasado 1 de enero en Rusia entraron en vigor nuevas reglas sanitarias que prohíben la importación de pollo que haya sido tratado con cloro, practica habitual en EEUU, pero considerada por Moscú perniciosa para la salud, especialmente para los niños.Las anteriores consultas entre las delegaciones encabezadas por dirigentes del Consejo de EEUU para la exportación de carne de ave y huevos (USAPEEC), y de la Unión de Industriales y Empresarios de Rusia, terminaron en enero pasado sin resultados."Hemos hecho una comparación de las sustancias desinfectantes permitidas en EEUU y en Rusia, y hemos hallado un amplio campo de acción para avanzar en las negociaciones", indicó Oníschenko.La ministra rusa de Agricultura, Elena Skrínnik, se mostró convencida la semana pasada de que las empresas estadounidenses sabrán adecuarse a las normas sanitarias rusas.El viceprimer ministro, Víctor Zubkov, agregó que EEUU pide un período de transición para modificar su tecnología de producción, y precisó que la respuesta rusa dependerá del plazo concreto y posibles volúmenes de suministro que proponga Washington."Esperamos un proceso negociador normal y respaldamos todas las propuestas sensatas de la parte estadounidense. Todo avanza con normalidad", dijo Zubkov a la prensa.Rusia es uno de los grandes importadores de carne de pollo desde EEUU, al que en 2008 compró 823.267 toneladas por 801 millones de dólares.En 2002 las autoridades rusas ya prohibieron durante varias semanas las importaciones de pollo norteamericano con el argumento de que las empresas estadounidenses empleaban antibióticos y hormonas en la crianza de las aves.La carne de pollo norteamericana, particularmente los muslos, es uno de los componentes más habituales en la dieta de los rusos por su bajo precio desde tiempos de la URSS.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *