4 de noviembre de 2012 10:23 AM
Imprimir

El agro usa a medias los cupos para exportar

BOLIVIA : Límites. La caída de los precios internacionales, la pérdida de algunos mercados y la desconfianza de los compradores por el anterior veto a las ventas impiden que seis productos logren mejor colocación


Pese a la autorización temporal de exportación de seis alimentos, los productores y empresarios aún no utilizan la totalidad del cupo permitido para la venta de sus artículos debido, principalmente, a los bajos precios en el mercado internacional. Otro de los motivos es que Bolivia ha perdido credibilidad por las restricciones, según los exportadores.
Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) dan cuenta de que de enero a septiembre de 2012, los ingenios azucareros exportaron 26.032 toneladas métricas (t) de las 58.500 t autorizadas, lo que significa el 44%; es decir, menos de la mitad.
El gerente comercial del ingenio azucarero Guabirá, Luis Fernando Vásquez, indicó que los precios internacionales del azúcar han estado bajos (cayó de 21 a 19 centavos de dólar la libra de agosto a septiembre). Por ello, ha sido difícil realizar la exportación del producto.

Asimismo, reveló que otros de los problemas que enfrentan son los trámites burocráticos para los permisos sanitarios y la falta de transporte.
El ejecutivo sostuvo que a Guabirá solo le han autorizado 6.000 de las 25.000 t aprobadas en el primer decreto.
El viceministro de Desarrollo Rural, Víctor Hugo Vásquez, reconoció que en los meses anteriores los precios del azúcar, el arroz, el maíz y la carne no eran muy atractivos, pero cree que mejoraron en los últimos meses.
El 14 de marzo, el Órgano Ejecutivo autorizó la venta de 30.000 t de arroz entero y 20.000 t de arroz partido y con cáscara. Adicionalmente, había un cupo de 25.800 t de arroz entero aprobado en 2009. De ese volumen total, se vendió 3.519 t entre arroz entero y partido.

Al respecto, el dirigente de los arroceros, Gonzalo Vásquez, explicó que desde febrero el precio del arroz ha ido en descenso y que no hay mercados.
En cuanto al maíz, hay un cupo de 120.000 t aprobadas por el Gobierno, pero solo se exportaron 34.420 hasta septiembre. La situación es similar con el sorgo, del que se exportaron 7.399 t de las 85.000 t autorizadas. Vicente Gutiérrez, presidente de la Asociación de Productores de Maíz, Sorgo y Frejol, señaló que registraron una sobreproducción de maíz con cerca de 1 millón de toneladas y que esperan mejores precios.

La carne va por el mismo camino. De las 2.000 t que tienen vía libre solo se vendieron 200 t, según admitió el gerente de Fegasacruz, Héctor Sandóval, porque asegura que Bolivia perdió credibilidad ante el mercado peruano.
Sobre las exportaciones de grano de soya de las que se pueden vender 300.000 t, se ha logrado colocar 180.000 t. En agosto, Brasil expresó su interés en la importación de  soya boliviana y el embajador de ese país, Marcel Biato, sostuvo que se habían logrado los permisos sanitarios. Sin embargo, los exportadores explicaron que Brasil todavía mantiene aranceles elevados (40%), lo que ha impedido la venta a ese país. Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, agregó que  Brasil es un país muy celoso respecto al tema de granos por factores como plagas y enfermedades y que en términos de logística  también hay demoras.

La falta de silos afecta a los agricultores
La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) asegura que la falta de silos para almacenar los granos provoca una caída de los precios en el mercado interno que atenta contra la producción agrícola.
Julio Roda, presidente de la CAO, precisó que los productores tienen que vender a bajos precios porque no encuentran espacio para almacenar debido a que los trámites para exportar son burocráticos.
Asimismo, cuestionó que el Gobierno autoriza las exportaciones cuando dejan de ser un negocio porque los precios bajan y no se aprovecha en el mejor periodo.
Explicó que cuando el arroz estaba con precios elevados no se pudo exportar, y lo mismo sucedió con el azúcar, porque en septiembre se perdió la cuota a EEUU, que era por 12.500 toneladas.
Otro problema que enfrentan cuando existe una buena cosecha es la falta de transporte y el mal estado de los caminos, agregó Roda.

Veremos declinar la producción
Gary Rodríguez | Gerente del IBCE
Cuando se dan prohibiciones, autorizaciones previas o cupos que asignar en materia de exportación, más temprano que tarde ese país verá declinar su producción y exportación, por dos razones: se perderán los mejores momentos de precios para exportar –como ha ocurrido con el arroz este año-, se restarán oportunidades de mercado, como ha ocurrido este año con el azúcar cuando perdimos la cuota americana 2011-, pero además se perderán compradores, al no poderse planificar con la debida anticipación la exportación de volúmenes y en tiempos previsibles. Las autorizaciones cuando no son oportunas y obligan a ‘exportar de la noche a la mañana’ colocan a los productores y exportadores bolivianos en una situación total de indefensión: frente al comprador en el extranjero, porque le tiene que vender al precio que le quiera pagar y frente a mayores costos de logística y transporte no programados.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *