2 de marzo de 2010 13:58 PM
Imprimir

Túnel para el precalentamiento en incubación

Uno de los retos que se plantean los gerentes de las plantas de incubación es el de obtener nacimientos uniformes, entendido por el intervalo de tiempo transcurrido entre el nacimiento del primer pollito y el momento en el cual son retirados de las maquinas nacedoras. A este periodo de tiempo se le ha denominado, la ventana del nacimiento. Los entendidos en la materia recomiendan que no debiera exceder de 24 horas.

Uno de los retos que se plantean los gerentes de las plantas de incubación es el de obtener nacimientos uniformes, entendido por el intervalo de tiempo transcurrido entre el nacimiento del primer pollito y el momento en el cual son retirados de las maquinas nacedoras. A este periodo de tiempo se le ha denominado, la ventana del nacimiento.

Los entendidos en la materia recomiendan que no debiera exceder de 24 horas. Sin embargo; esta no es una tarea fácil, considerando que existe un sin numero de factores que inciden individualmente en los huevos, acortando o extendiendo los tiempos de incubación, afectando sin lugar a duda la calidad de los pollitos.

El trabajo para mejorar o cerrar la ventana del nacimiento no depende únicamente del personal de la planta de incubación, esta es una labor que debe comenzar desde el momento de la postura en los galpones de producción, pasando por la clasificación, almacenamiento en granja, transporte, almacenamiento en la incubadora, el precalentamiento antes de la incubación y la incubación.

Para entender mejor este tema es necesario comenzar desde su punto de origen. "El desarrollo inicial del embrión se efectúa dentro del cuerpo de la gallina con una temperatura de 40.6 y 41.7 grados C. (105 y 107 Grados F.)

El proceso total de incubación requiere de 22 días, un día dentro del oviducto de la gallina y los 21 días restantes en la incubadora. En el momento de la postura el embrión lleva en su constitución miles de células llegando más allá de la etapa de gastrula temprana, y por ser ligeramente de sangre fría como la de los reptiles, está en condiciones de soportar una suspensión en el desarrollo, al bajar la temperatura entre 15.6 y 18.3 grados C. (60 y 65 grados F)

Aun cuando la temperatura óptima para el desarrollo embrionario en una maquina de incubación es aproximadamente entre 37,2 y 37.5 grados C (99.0 y 99.5 grados F) no quiere decir que no exista crecimiento embrionario cuando está por debajo de esta temperatura. Existe un umbral en el inicio del crecimiento embrionario a temperatura de 20 grados C (75 grados F) o por encima de esta" (North 1.986)

Basado en lo anterior, pudiéramos pensar que desde el momento de la puesta del huevo es necesario sincronizar todas las tareas (recogidas, clasificación y enfriamiento) el manejo adecuado de la temperatura en todos los ambientes es primordial, para poder alcanzar un grado de desarrollo embrionario lo más uniforme posible antes de suspender el desarrollo del embrión. Esta debe ser constante, el almacenamiento y transporte es fundamental para lograr nacimientos uniformes.

La experiencia nos ha demostrado que es frecuente encontrar diferencias de hasta más de 6 grados C al momento de recibir los huevos en las plantas de incubación. Recordemos que el proceso de desarrollo embrionario es acumulativo, y las variaciones de temperatura es un factor que indudablemente abren las ventanas de los nacimientos, sumados a otros como; las líneas de las reproductoras, la edad, el tiempo de almacenamiento, incubación de edades múltiple, entre otras.

En las plantas de incubación, al igual que en las granjas de producción de huevos fértiles, es necesario sincronizar los trabajos. Un arranque uniforme es primordial, y este comienza con la preparación de los huevos y el precalentamiento, donde todos deben superar el umbral al mismo tiempo. Para lograr este arranque uniforme, es necesario contar con un salón que permita precalentar los huevos de una manera uniforme, y la única manera es mediante el movimiento de aire, el cual también debe ser uniforme evitando diferencias de temperaturas.

El sistema debe ser diseñado basado en el movimiento de aire uniforme al igual que operan las maquinas de incubación, la velocidad del aire también debe ser considerada para lograr el objetivo propuesto.

El sistema tipo túnel con movimiento de aire horizontal esta siendo puesto en practica en la incubadora FERTINIVAR en Maracaibo Estado Zulia, y hasta los momentos hemos alcanzado una temperatura de 32 grados C en tan solo tres horas y de forma uniforme.

Los resultados han sido excelentes pasamos de 34 a 24 horas en la ventana del nacimiento y esperamos seguir bajando. El procedimiento es el siguiente: la temperatura de la cava la mantenemos entre los 18 y 20 grados C, el salón de precalentamiento lo graduamos a 22 grados C para evitar el sudado de los huevos al momento de sacarlos de la cava, esto se logra en 15 minutos.

Posteriormente se colocan los carros frente a la boca de succión de aire, y se tapan por los laterales con cortinas plásticas para formar el túnel, al encender el sistema comienza a circular el aire de forma horizontal y uniforme, unas resistencias colocadas en cada ventilador genera el calor, controlada por un termómetro de 32 grados C (90 grados F). A las tres horas y con temperatura de 32 grados C se procede a la incubación, la caída de temperatura en la maquina es casi imperceptible en la grafica, y en tan sola 10 minutos la maquina alcanza la temperatura normal (99.00 – 99.3 grados F) favoreciendo el desarrollo del resto de huevos que se encuentran en incubación.

Este es un mecanismo que nos ayuda a mejorar la calidad de los pollitos, generalmente los que nacen primero sufren los efectos de la deshidratación, si los sacamos de las nacedoras antes de que estén todos secos, perderemos una cantidad considerable de pollitos que aun no han terminado de nacer, por lo tanto vamos y ¡Cerremos esa ventana!

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *