13 de noviembre de 2012 17:07 PM
Imprimir

Bruselas va por el biodiesel argentino y las “subvenciones ilegales”

Europa investiga al biodiesel argentino por dumping. Acusa a la Argentina, primer exportador mundial, de aplicar subvenciones, que considera ilegales, y que perjudica ampliamente a los productores europeos.
Según el ‘Diario Oficial de la UE’, la Comisión Europea abrió una investigación asegurando que Argentina vende biodiesel a precios de dumping -por debajo de su costo – en Europa gracias a las subvenciones del gobierno argentino.
 
Para el ejecutivo comunitario, esto daña a los productores europeos, que se están viendo abocados a bajar precios de forma insostenible y en algunos casos a la quiebra.
 
La Comisión Europea considera que tiene indicios suficientes para acusar a la Argentina, primer exportador de biodiesel del mundo, de usar esas prácticas desleales para hacerse con el mercado europeo expulsando a sus competidores.
 
Según el texto, las exportaciones argentinas “están siendo subvencionadas y están causando por ello un perjuicio importante a la industria de la UE”.
 
El caso está relacionado con la expropiación de YPF a la petrolera española Repsol, porque la Argentina ya había acudido a la OMC para denunciar que España intentaba no importar más biocarburantes argentinos como media de represalia contra la estatalización de YPF.
 
Hace cuatro años, una denuncia similar contra USA lanzó una investigación que acabó formalizando la imposición de aranceles a las importaciones europeas de biocarburantes estadounidenses.
 
Eso hizo que cayera la exportación desde USA a Europa y que aumentara la de países como Argentina o Indonesia, que también será investigada junto a la Argentina.
 
Las normas de la Comisión Europea aseguran que Bruselas puede investigar hasta 13 meses y que, incluso antes de saber los resultados de la investigación, podría imponer aranceles al biodiesel argentino en un plazo de 9 meses. Si así fuera, el biodiesel argentino debería pagar aranceles para entrar a Europa a partir del próximo mes de agosto.
 
El boletín oficial de la UE explica lo que considera desleal: “Las subvenciones consisten en e l suministro de insumos (soja o aceite de soja) a precios inferiores a los precios de mercado mediante políticas públicas implementadas y ejecutadas a través de una política de tasas de exportación”.
 
“Se carga -continúa el texto- una tasa de exportación al insumo a un tipo que es a menudo superior al que se carga a la exportación de biodiesel. Este enfoque obliga efectivamente a los productores de insumos a vender en el mercado nacional, con lo que se crea un exceso de suministro que hace bajar los precios a niveles inferiores a los del mercado y reduce artificialmente los costos de los productores de biodiésel”.
 
Para Bruselas, esto son subvenciones ilegales. La Comisión Europea aseguró que invitó a Buenos Aires a presentar descargo.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *