3 de marzo de 2010 13:27 PM
Imprimir

Productores denuncian "aprietes" oficiales

Lo que comenzó el jueves 18 de febrero con una discusión subida de tono entre algunos agricultores y concejales del oficialismo en Alvear, al término de una reunión en la que se reclamaban soluciones de fondo para el sector, tuvo un giro inesperado y derivó en otra reunión a puertas cerradas, en la intendencia el día después.

En esta oportunidad, concejales del PJ y los secretarios de Desarrollo, Alejandro Gutiérrez, y de Gobierno, Mauricio Troyas, convocaron sólo al presidente de la Asociación de Agricultores del Atuel, Roberto Hartman, para plantearle -de acuerdo a las declaraciones – su disconformidad con los reclamos y sacaron a relucir fotografías de otros dirigentes en las que se los ve participando de actos del radicalismo y exigiendo que se baje el tono a la protesta, dando a entender que perseguían fines netamente políticos. Esto provocó la furia de los productores.

El hecho recién trascendió esta semana de boca de Raúl Alonso, ex candidato a concejal por el socialismo en los últimos comicios y productor, que anticipó que hará una presentación formal ante la Comisión de Derechos y Garantías de la Legislatura.

Por su lado, el intendente Juan Carlos De Paolo, en diálogo con Los Andes, se apresuró a aclarar que él no había participado directamente aunque tenía conocimiento, a través de los medios, de lo ocurrido. "Creo que ni siquiera estaba en el departamento ese día", se excusó.

También quitó dramatismo a lo que pasó y descartó todo tipo de apriete o presión para que los productores dejen sus reclamos, aunque admitió que podría haber algún tipo de sanciones si algún funcionario se hubiera excedido.

Por su lado, Hartman negó haberse sentido intimidado, pero no ocultó su incomodidad con el tema. "No sé si fue un apriete, pero no me dejaría apretar por nadie de ningún color político", dijo.

Ataques y defensas

En un relato detallado de lo que pasó, el dirigente ruralista comentó que fue convocado por la concejal Alejandra Fiaschí el día después de una reunión que se suspendió por una fuerte tormenta.

"Me llamó Fiaschí un montón de veces y yo creí que era para mostrarme algún proyecto. Cuando fui al bloque del PJ me dijeron que me esperaban arriba (en intendencia) y subí. Ahí me encontré con todos los concejales y los funcionarios y cuando me mostraron esas fotos y me dijeron para qué me habían convocado, discutimos y me fui".

El protagonista de las imágenes era uno de los referentes de la Organización de Agricultores del Atuel, José Herrada, que calificó lo ocurrido directamente como "apriete" y afirmó que "no es algo nuevo en las costumbres de la comuna y sus partidarios".

"Yo nunca trabajé en política independientemente de mis simpatías, pero como estuve en un acto cuando vino Julio Cobos también estuve cuando vino la señora Cristina Fernández de Kirchner y me sacaron fotos. ¡Qué lastima que no me las mostraron también!", ironizó Herrada, quien dijo sentirse ofendido por una actitud de "mal gusto" por parte del oficialismo.

La edil Fiaschí también hizo su descargo y desmintió tajantemente que se hubiera ejercido cualquier tipo de presión sobre los productores.

"El clima de la reunión fue súper cordial, nunca tuvimos mala intención. El tema era pedirle que si las asambleas iban a seguir teniendo un sesgo político, que no nos invitaran más", explicó la concejal, que opinó que la noche del 18 de febrero había gente que se dedicaba a insultar al Gobierno, abuchear y "pedir la cabeza del intendente".

En cuanto a las fotos, Fiaschí reconoció que las mostraron pero que eran de dominio público porque las bajaron de un diario digital de Alvear. "Nunca hicimos espionaje", se defendió y reiteró una y otra vez que "Juan Carlos (De Paolo) no sabía nada de la reunión". Corresponsalía Zona Sur.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *