3 de marzo de 2010 13:33 PM
Imprimir

El circo, la silbatina y un pedido de disculpas a actores

Lisa y llanamente, Celso Jaque tildó a Mario Abed, el intendente de Junín, de montar "un show" tras remitirle una carta documento para formalizar sus reclamos. El titular del Ejecutivo consideró que de esa manera "no busca soluciones" para la gente de su departamento y sólo hace "circo".

Crítico y desafiante el mandatario criticó el método usado por el jefe comunal cobista y, al mismo tiempo, aseguró que "ya se le contestó por el mismo medio", es decir una carta documento cuyo contenido no especificó.

Abed encendió la mecha al remitir una carta documento en la que se quejaba por la falta de respuestas de la Provincia y exigió que se agilice la ayuda a 120 productores afectados por heladas y granizo en Junín.

Ante esta situación, Jaque salió con los tapones de punta: "La política hay que hacerla en serio. Estamos trabajando con todos los productores y a ellos los vamos a ver. Lo que no voy a permitir y no me voy a prestar es al juego de aquellos que quieren hacer de la política lo que la gente no quiere. No nos sumemos haciendo un show de la política que la gente no quiere, por favor".

Para el malargüino, hay situaciones que quedaron en el pasado. Superado y hasta casi con sorna, Jaque dejó en claro que las silbatinas lo tienen sin cuidado.

"Me causa gracia que todos los años pareciera ser que a determinados sectores les encantaría que ocurran cosas que pueden ser normales o anormales. Lo que tiene que quedar claro es que amo a Mendoza y voy a trabajar por mi gente, por los que me quieren y no me quieren, con silbatinas o sin silbatinas; voy a trabajar todos los días", dijo.

Por último, pidió que "en Mendoza aprendamos a tolerarnos y volvamos a ser esa provincia de la que los mendocinos nos sentimos orgullosos. Si esto no lo entendemos nos va a ir mal a todos", sostuvo.

A cuatro días del acto central de la Fiesta, además, se disculpó con los artistas tras el conflicto que se desató por los pedidos de aumento salarial. Con las negociaciones en punto muerto por la negativa de los artistas a las sugerencias del gobierno, el Gobernador tomó la posta y llegó a manifestar que, de ser necesario, actuaría él.

Una vez resuelto el problema los actores, bailarines y demás protagonistas del espectáculo vendimial demandaron insistentemente una disculpa.

Ante esto el mandatario aseguró: "Fue una forma de decir que la Vendimia la teníamos que hacer o hacer y que no podíamos demorar más los ensayos por el conflicto que teníamos. Nunca fue mi intención ofender a nadie. No ha sido ése nunca mi estilo; muy por el contrario estoy muy agradecido a los profesionales que están trabajando en nuestra fiesta mayor". Gonzalo Villatoro.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *