17 de noviembre de 2012 11:08 AM
Imprimir

Una soja cada vez más profesional

Soy ingeniero agrónomo de la firma Yabito SA, que posee 60.000 hectáreas en la provincia de Entre Ríos, distribuidas en los departamentos de Gualeguaychú, Concepción del Uruguay, Villaguay, La Paz y Feliciano. Con un 50% de la superficie en agricultura (30.000 hectáreas), uno de los problemas en la siembra de soja es el cuidado que se le da al inoculante en cuanto al resguardo de las altas temperaturas y a la dosificación en la semilla.

En nuestro caso, toda la siembra se hace por medio de contratistas, que son 22 distribuidos en las distintas zonas. La idea es que el tratamiento de la semilla que se hace en un campo sea igual al otro, ya sea tanto en el sur de Entre Ríos como en el norte. Con esta premisa de que toda la semilla sea tratada de igual forma para todos los campos es que empezamos a sembrar soja con tratamiento profesional de semilla (TPS). En la campaña 2010/2011 sembramos 5000 hectáreas, de las cuales el 100% fue con TPS. En 2011/12 aumentamos la superficie a 12.000 hectáreas también todo TPS, y para esta campaña está planificado mantener las 12.000 hectáreas con 100% TPS. Los resultados que obtuvimos fueron muy satisfactorios, con grandes ventajas operativas y técnicas. Se realizó un ensayo de dos lotes de 100 hectáreas cada uno, en donde se comparó el tratamiento habitual que se hace a la semilla por contratista versus otro con TPS, obteniendo un diferencial de rinde de 300 kg a favor del tratamiento profesional de semilla. Las ventajas operativas observadas son: a) el personal del campo como el personal del contratista no manipulan más productos ni dosis, lo que evita todo tipo de intoxicación por accidente; b) bajan los costos operativos por reducción de maquinaria y mano de obra; sólo es necesario el equipo de siembra y las tolvas para fertilizante/semillas; c) hay menos tránsito de maquinaria por los lotes. Desde lo técnico se vio una planta con un mejor desarrollo radicular, que crece muy sana, uniforme, con un gran vigor y se repone muy bien a cualquier estrés que se presente. En cuanto a la densidad de siembra hemos logrado bajar en un 40% la cantidad de semillas a sembrar. Pasamos de 450.000 a 275.000 semillas. Una vez tratada, la semilla puede estar en el campo unos 70 días antes de la siembra sin perder la calidad del inoculante.

El tratamiento profesional de semilla es una herramienta que facilita la siembra de soja. Un mejor arranque nos asegura una mejor cosecha.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *