3 de marzo de 2010 13:51 PM
Imprimir

Alarmante caída en los stocks ganaderos de distritos del noroeste bonaerense

La tan anunciada caída de los stocks ganaderos ya se encuentra en pleno desarrollo y afecta a prácticamente todas las zonas productivas del país. Prueba de ello es lo que ocurre en distritos del noroeste...

La tan anunciada caída de los stocks ganaderos ya se encuentra en pleno desarrollo y afecta a prácticamente todas las zonas productivas del país. Prueba de ello es lo que ocurre en distritos del noroeste bonaerense, como Chivilcoy y Junín. En el primero de ellos, la reducción del número de cabezas estuvo cercana al 15 por ciento desde la última campaña de vacunación antiaftósica realizada el año pasado. En Junín, en tanto, en dos años se perdió el 12 por ciento del total del ganado vacuno.
“Si un negocio no funciona, cierra. Esa regla se da para un kiosco, una empresa o una inversión agropecuaria. La destrucción del mercado que hizo el Gobierno produjo esto”, fue la conclusión que expuso Rodrigo Esponda, presidente de la Sociedad Rural juninense. Según los datos oficiales, en 2007 había en ese distrito 112.511 cabezas de ganado. El año pasado, esa cantidad se redujo a 98.145. Las cifras muestran otro dato preocupante: la aceleración que registra la liquidación de stocks. En efecto, entre 2007 y 2008 se perdieron en Junín 4.873 animales, mientras que entre 2008 y 2009 el número trepó a 9.493 cabezas.

Lo que indican datos históricos de ese partido, la mayor concentración de animales se produjo cuatro décadas atrás, cuando se contaba con unos 160.000 cabezas de ganado. Más acá en el tiempo, en 1995, llegaron a vacunarse 130.000 animales. A partir de allí, comenzó un proceso de reducción que se aceleró en los últimos años.

“Perdimos casi 30 años de genética”, se lamentó Mariano Guibelalde, productor ganadero y ex presidente de la Rural de Junín. “No tomamos conciencia de lo difícil que va a ser recuperar el stock ganadero y lechero en la región. Es que no sólo se trata de volver a fijar metas sino de recuperar la confianza del productor, que teme invertir en algo costoso que, de la noche a la mañana, pueda cambiarse por un capricho presidencial”, completó Rodrigo Esponda.

En el caso de Chivilcoy, la médica veterinaria Cecilia Lagrotte, de la Asociación Pro Sanidad Animal (Aprosan) del distrito, comentó que en la campaña que actualmente se desarrolla serán vacunados contra la aftosa y la brucelosis 85.534 animales. Esta cifra contrasta notablemente con los casi 100.000 que había en la última campaña de vacunación realizada el año pasado. Lagrotte agregó que dichas cabezas se encuentran distribuidas en 828 establecimientos y hay entre ellas 36.972 madres, 9.649 vaquillonas y unos 28.000 terneros y terneras.

“El año pasado lo cerramos con aproximadamente 100.000 animales”, expresó la profesional de Aprosan, para quien en este lapso “se vendieron los terneros, novillos y novillitos porque tienen mejores precios”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *