3 de marzo de 2010 15:24 PM
Imprimir

Sistema productivo en condición crítica por efectos del terremoto

Eran pasadas las 18:00 horas de ayer y directivos de importantes empresas con operaciones en la Región del Bío Bío aún no conseguían establecer comunicación con sus gerentes locales y tener, al menos, una primera evaluación de los efectos del terremoto de 8,8 grados que remeció al país en la madrugada del sábado.

Sin duda, una clara evidencia del grave problema de logística que mantiene en condición crítica al sistema productivo, con cortes en carreteras, suministro eléctrico restringido, desabastecimiento de combustibles en algunas zonas, interrupciones en las telecomunicaciones y déficit en los servicios de agua potable. Lo anterior, coronado por la angustia de miles de trabajadores imposibilitados de recuperar hoy sus actividades normales, lo que -sumado a los daños estructurales en algunas oficinas y plantas- llevó a que gerencias de varias empresas de Santiago estuvieran hasta ayer evaluando suspender sus operaciones.

También las organizaciones gremiales se encontraban ayer recopilando antecedentes para cuantificar los daños en sus respectivas industrias, destacando el caso de la actividad pesquera de Talcahuano y alrededores, con daños estructurales a causa de las marejadas y barcos a la gira sin plantas operativas donde descargar. La Confederación de la Producción y del Comercio convocó a un comité ejecutivo de emergencia para mañana.

Aunque el impacto más evidente del terremoto se observa en las regiones del Maule y Bío Bío, las complicaciones para el sector productivo se expanden por todo el país. Por ejemplo, en materia de suministro eléctrico, donde los problemas de transmisión tienen a Chilectra abasteciendo al 80% de sus clientes en la Región Metropolitana y a Saesa, en la X Región, con racionamientos. La falta de energía agrava la situación de las ya saturadas redes de telecomunicaciones, debido a que comienzan a agotarse las baterías de las antenas de celulares y a las compañías les ha resultado complejo suministrar combustibles para los generadores. También las redes de fibra óptica nacionales se vieron afectadas por los cortes de puentes. En algunas ciudades, los problemas en materia de telecomunicaciones han generado dificultades para el normal funcionamiento del sistema de pagos.

El presidente de Sofofa, Andrés Concha, asegura que “no vemos que existan grandes problemas para que se normalicen las actividades en las áreas dañadas producto del fuerte sismo, pero se requieren algunos días para hacerlo y, para ello, es clave definir las prioridades de logística y abastecimiento”. Muy relevante en este sentido es la crítica situación en materia de infraestructura vial y portuaria. La Ruta 5 Sur se encontraba hasta ayer habilitada para vehículos menores entre Santiago y Puerto Montt, con cortes y desvíos que impedían el normal tránsito de camiones y buses interprovinciales. Mientras en la Asociación de Concesionarios de Infraestructura distinguen 3 puntos complejos, en el gremio camionero hablan de “muchos cortes”, con 20.000 camiones afectados, de los cuales unos 8.000 estarían simplemente detenidos. La ruta Santiago-Concepción representa el 35% de la carga nacional terrestre.

En cuanto a la situación portuaria, los mayores destrozos se observaron en Talcahuano, San Vicente, Coronel y aledaños. Valparaíso y San Antonio sólo mostraban daños menores.

Otro gremio que optó por constituir un consejo de emergencia para seguir el transcurso de los hechos es la Cámara Nacional de Comercio (CNC). Su presidente, Carlos Eugenio Jorquiera, dijo que “existe gran preocupación” por los “robos y destrozos” que afectaron, principalmente, a operadores del retail. Los máximos directivos de las cadenas Cencosud, D&S y Unimarc sostuvieron ayer una reunión en La Moneda con el ministro de Hacienda, con el objeto de asegurar el suministro de bienes para la población.

Pero todas las intenciones seguirán limitadas en la medida en que no se cuente con la información suficiente para evaluar la magnitud de los daños del terremoto ni estén en plenas condiciones de uso las redes viales, como señala respecto a su sector el presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), Javier Rafael Campino: “No tenemos todavía una evaluación oficial porque no hemos podido comunicarnos con las plantas de Concepción y Constitución. Nos afecta mayormente el corte de rutas y problemas de transporte”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *