10 de noviembre de 2009 09:17 AM
Imprimir

McCain paralizó su producción de papas prefritas en Balcarce

No le permiten introducir sus productos en Brasil. Hasta el momento la empresa aseguró que mantendrá a todo su personal.

En la jornada de ayer se detuvo la producción de papas prefritas congeladas en la planta que posee la empresa McCain en el kilómetro 61 de la ruta nacional 226 en el distrito de Balcarce.
La medida tuvo que ver con la decisión de la Secretaría de Comercio de Brasil, que hace alrededor de veinte días limitó las importaciones de ciertos productos perecederos que llegan desde la Argentina.
Es que Brasil es el principal comprador de los productos que se originan en la planta balcarceña. En este marco, se conoció que la empresa de origen canadiense estaba a la espera de que le dejen pasar camiones con carga al vecino país, ya que de 300 unidades pedidas había podido cumplir sólo con unas 50. Más allá de esto, luego de distintas negociaciones empresariales y gubernamentales una parte de la flota de camiones pudo pisar suelo brasileño.
No obstante el problema que se originó entre ambos países con respecto a medidas restrictivas a la introducción de alimentos, la línea de producción de puré en escamas de la empresa continúa funcionando de manera normal hasta el momento.
El mayor inconveniente para la producción que sale de Balcarce es que el ochenta por ciento del total de su producción anual -unas 100.000 toneladas- son consumidas en el mercado brasileño.
La medida del gobierno de Lula Da Silva afecta a productos perecederos, entre ellos, papa y sus derivados como es el caso de la empresa canadiense que exporta congelados. Esta es la principal productora de papas prefritas congeladas y puré en escamas (deshidratado) para supermercados, restaurantes y cadenas de comidas rápidas. La medida de fuerza mayor que adoptó McCain tuvo que ver con que los depósitos de almacenaje ubicados en la planta balcarceña se encuentran cubiertos.

Sin despidos

Hasta el momento y pese a la suspensión de actividades del sector de producción de papas prefritas congeladas el personal de la empresa no ha tenido que sufrir las consecuencias. Aunque también es cierto que es incierto por cuánto tiempo se podrá mantener esta situación.
El objetivo de la empresa es mantener a la totalidad de los empleados hasta tanto se resuelva el conflicto entre los países.
Tampoco el personal ha sufrido suspensiones. Lo que se busca es que en este momento de coyuntura los trabajadores desarrollen cursos de capacitación en distintos aspectos y la realización de trabajos de mantenimiento.
Hasta el momento han sido vanos los esfuerzos realizados desde la parte jerárquica de la empresa, vía Ministerio de Economía y Cancillería, para destrabar el conflicto.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *