20 de noviembre de 2012 19:45 PM
Imprimir

Europa lucha contra la resistencia bacteriana

El 18 de noviembre fue el Día Europeo de los antibióticos.

En los últimos años, el uso excesivo o mal uso de los antibióticos se ha relacionado con la aparición y propagación de microorganismos que son resistentes a ellos, lo que hace ineficaz el tratamiento y presenta un riesgo grave para la salud pública.

Según publica la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en su web, y con el objetivo de combatir la resistencia a los antimicrobianos (RAM) en Europa, este organismo colabora estrechamente con otras agencias de la Unión Europea, como el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades y la Agencia Europea de Medicamentos, con especial hincapié en la infecciones que se pueden transmitir de los animales a los humanos de los animales (zoonosis) en las toxiinfecciones.

Los antibióticos son sustancias que se utilizan para matar a los microorganismos o para que dejen de crecer y multiplicarse. Son de uso general en medicina humana y veterinaria para el tratamiento de una amplia variedad de enfermedades infecciosas.

La resistencia antimicrobiana se refiere a la capacidad de los microorganismos para soportar tratamientos antimicrobianos. El uso excesivo o mal uso de los antibióticos se ha relacionado con la aparición y propagación de microorganismos que son resistentes a ellos, lo que hace ineficaz el tratamiento y que presentan un riesgo grave para la salud pública. Un ejemplo bien conocido de una bacteria que ha adquirido resistencia a múltiples antibióticos es Staphylococcus aureus resistente a meticilina (MRSA).

Las bacterias resistentes pueden propagarse a través de muchas rutas. Cuando se produce la resistencia antimicrobiana en bacterias zoonóticas presentes en animales y alimentos también puede comprometer el tratamiento eficaz de las enfermedades infecciosas en humanos.

En el ámbito de la seguridad alimentaria, los responsables políticos deben proteger a los consumidores contra los riesgos relacionados con la cadena alimentaria y establecer las mejores opciones de control para reducir dichos riesgos. Los científicos y los evaluadores de riesgos están examinando los factores que pueden dar lugar a la presencia de bacterias resistentes a los antimicrobianos en los alimentos y los animales para proporcionar asesoramiento científico pertinente para la toma de decisiones.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *