4 de marzo de 2010 07:34 AM
Imprimir

Funcionarios nacionales en Expoagro

El ministro de Agricultura inauguró la mega muestra del agro en una señal al campo, pero a la vez a los multimedios enfrentados con el gobierno. También el presidente de la Oncca y el gobernador Daniel Scioli recorrieron la exposición.

En un gesto impensado meses atrás funcionarios nacionales recorrieron la muestra Expoagro, organizada por los multimedios Clarín y La Nación, a quienes el gobierno señala como los dueños del Copyright de la “realidad virtual” a la que refirió la presidenta de la nación el lunes pasado.

La oposición política y el campo –como un gran cohesionador de la oposición en 2008– parecen ser para el matrimonio Kirchner los multiplicadores de esa virtualidad que ambos sectores –gobierno y oposición– se denuncian mutuamente.

Ayer, el ministro de agricultura inauguró la muestra que concentra a un núcleo insoslayable de actores que el gobierno señala como enemigos: los grupos mediáticos dueños de la muestra y su público destinatario, los productores agropecuarios.

La muestra tiene en parte un mensaje ambiguo. Por un lado reúne opiniones que desde la dirigencia ruralista viene subrayando un panorama productivo desfavorable por las acciones de gobierno, que se reproducen en los medios que la organizan.

Pero la contraparte se da en que sin clima de inversión y de negocios se tira abajo a las empresas que participan en la muestra en busca de aumentar sus ventas. En este delicado equilibrio, el ministro de agricultura trajo una buena noticia: la cosecha de la presente campaña “en el año del Bicentenario las estimaciones auguran una cosecha record entre 93 y 95 millones de toneladas de granos y cereales”.

El ministro también enfatizó que “nos seguiremos ocupando de los problemas de los productores para resolverlos”. Esa es la instrucción del Ejecutivo que tiene el titular de la cartera agrícola nacional. “Es el pedido que me encomendó la Presidenta de la nación para servir al país y fortalecer la producción”, remarcó Domínguez.

El ministro aseguró además que “vamos a devolver las retenciones a los productores de trigo que hayan cosechado hasta 800 toneladas, tal cual fue la resolución original, a partir del 15 de abril y hasta el 30 de diciembre”. Y añadió que “esperemos que esto sea un estímulo para el pequeño y el mediano productor de trigo”.

El ministro apuntó que aún quedan 4,6 millones de toneladas de trigo disponibles de la campaña 2008/09, las cuales, sumadas a un cosecha de 7,5 millones de toneladas del ciclo 2009/10, permitirían a la Argentina contar con un saldo exportable de 5,6 millones de toneladas, teniendo en cuenta un consumo interno de 6,5.

Otro de los que participó de la muestra fue el presidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), Juan Manuel Campillo. No es ningún secreto que la Oncca es por estas horas el blanco prioritario del ruralismo –hoy con bancas en el Congreso– para pulverizar su poder de intervención.

Pero el presidente de la Oncca remarcó en su recorrida por la muestra que “lo que va a salvar a la Argentina es la producción, por eso el Gobierno garantiza (a través de la Oncca) la comercialización de todo lo que se produzca, tanto dentro como fuera del país”.

Por su parte el gobernador bonaerense Daniel Scioli se refirió al conflicto entre el sector agropecuario y el Gobierno. Para el ejecutivo provincial “la situación con los productores va mejorando día a día, van quedando atrás los desencuentros, en una agenda de trabajo que articulamos entre el Ministerio de Agricultura de la Nación”.

“Existe voluntad de ir resolviendo los problemas, a través de iniciativas como el anuncio de la devolución de las retenciones al trigo, a partir del 15 abril, y las obras del Río Salado, para incorporar 8 millones de hectáreas al circuito productivo”, concluyó.

Otro de los políticos que asistió a la muestra fue el gobernador santafesino Hermes Binner. El mandatario provincial sostuvo que en la muestra “se ven aires de esperanza. Tenemos un sector productivo vinculado al agro que acepta y compra estas innovaciones tecnológicas, de manera que es una gran esperanza comenzar el bicentenario con una exposición de esta naturaleza, con humedad y con productores con los brazos en alto”.

Sobre la tensa relación campo gobierno, Binner mencionó la necesidad de alcanzar “el diálogo y concertación, como elementos fundamentales para crecer en la producción y recuperar el país a partir del campo. Esto ha pasado hace 100 años y tiene que volver a pasar ahora, como hecho fundamental para reconocer en la producción agroindustrial la base fundamental de nuestra economía”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *