4 de marzo de 2010 13:48 PM
Imprimir

Investigan uso excesivo de agroquímicos

El juez Luis Abraham, el secretario Maximiliano Boga y el fiscal Carlos Pellegrino recorrieron ayer una quinta ubicada en calles 49 y 500, donde su propietario denunció daños en la plantación del predio por el uso de agroquímicos en un campo lindante. La causa caratulada como "daños" podría ampliarse a "lesiones", a raíz de los problemas de salud que presentó una de las hijas del denunciante.

Marcelo Pellitero denunció en los primeros días de noviembre del pasado año haber padecido la seca de varias especies arbóreas a raíz de la fumigación vía terrestre de un campo, separado de su quinta por el ancho de la calle 500.
Murieron alrededor de 250 plantas de las 500 que había en el predio. De las afectadas, hay unos 100 árboles, según indicó el perito ingeniero agrónomo contactado por Pellitero. Murieron ligustrinas y trepadoras que forman el cerco perimetral, y varias especies como plátanos, aguaribay, tilos, palmeras, sauces, entre otras.
La denuncia de Pellitero puso en el tapete nuevamente el uso indiscriminado de agroquímicos en zonas urbanas, que derivó luego en la aprobación de una ordenanza que estaba en estudio hacía dos años, pero que aún resta reglamentar para luego poner en vigencia.
Por otra parte, el Juzgado de Instrucción y Correccional Nº 3, subrogado por Luis Abraham, recibió la denuncia y avanzó sobre la carátula de “daños”, aunque en la mañana de ayer el abogado querellante Armando Agüero anticipó que se podría ampliar a “lesiones” por una afección pulmonar que presenta una de las hijas del denunciante.
“En el año que llevamos viviendo acá, mi nena de 15 años empezó con problemas respiratorios”, aseguró ayer Marcelo Pellitero tras la inspección ocular que desarrollaron los funcionarios judiciales. Y agregó que tras los estudios realizados, uno de los profesionales que atendieron a la menor le indicó que “posiblemente se debiera a la ingesta de productos tóxicos, con los que se hacen las fumigaciones en el campo lindante, siendo que mi hija es deportista y jamás tuvo antes problemas respiratorios”.
Pellitero recordó que, previo a la denuncia, ya había sufrido la muerte de otras plantas. Mientras que en forma posterior a la denuncia, el mismo fumigador volvió a diseminar agroquímicos en el campo sembrado de soja el pasado lunes por la noche.
“Nos están perjudicando a todos los habitantes de Pico, no sólo a mí”, aseguró Pellitero. Y en tal sentido cabe afirmar que son varias las quintas donde habita gente, separadas por el campo fumigado por la calle 500.
El Juzgado Penal Nº 3 inició una investigación también por violación a la Ley Provincial Nº 1.713 que rige sobre la utilización de agroquímicos. Pero también, el secretario Maximiliano Boga tomó contacto en los últimos días con una fiscalía de Córdoba, que ya trabajó sobre la misma problemática, para reunir mayores elementos.
El abogado Armando Agüero explicó ayer que en la causa hay tres personas involucradas: el dueño del campo, el fumigador y el dueño de las máquinas que se utilizaron para tal tarea. En el ámbito penal estaría comprometida la situación del fumigador, mientras que pensando en el plano civil, las tres personas compartirían responsabilidades.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *