24 de noviembre de 2012 10:41 AM
Imprimir

Inauguran el frigorífico de Ceres

El histórico frigorífico reabre sus puertas y se lanza al desafío de fortalecer la economía regional. La puesta a punto de la planta forma parte de una política que tiene por objeto industrializar la ruralidad.

El esfuerzo conjunto de Ceres y el INTI lo hicieron posible, el histórico frigorífico reabre sus puertas y se lanza al desafío de fortalecer la economía regional. El Instituto estuvo a cargo de la refacción del edificio, el diseño de equipamientos y la capacitación de los operarios

La puesta a punto del frigorífico forma parte de una política que tiene por objeto industrializar la ruralidad

En un emotivo acto se formalizó la entrega del nuevo frigorífico de Ceres a quienes serán sus administradores y sostendrán el desafío de fortalecer la economía regional, con capacidad de faena que varía entre 50 vacunos o 50 porcinos o 100 ovinos a diario. El INTI estuvo a cargo de la refacción del edificio, el diseño de equipamientos y la capacitación de los operarios.

El evento se realizó en el salón de la Sociedad Italiana, con la presencia de un amplio espectro de autoridades y referentes de sectores sociales y productivos de la región. Con lágrimas en los ojos, el intendente de Ceres, Camilo Busquets remarcó que “la apertura del frigorífico es un acontecimiento que la ciudad esperó toda una vida, desde que se cerró, allá por el año 69. Era un matadero del que vivía mucha gente”, y agregó, “hay mucho entusiasmo por el crecimiento y el desarrollo que puede llevar el frigorífico a la región. Se abre una expectativa muy linda para la comunidad”.

Jorge Bengolea, gerente de Asistencia Regional, destacó que durante las etapas de proyecto fue fundamental el trabajo articulado de varios centros del Instituto: “El Centro INTI-Carnes en el diseño y equipamiento, INTI-Construcciones en la obra civil y su supervisión, los extensionistas relevando la cadena de valor y analizando la situación regional, los centros INTI Córdoba, Rosario y Rafaela en la confección de los pliegos de licitación”.

Pablo Bertero, secretario de producción expresó: “lo que buscamos es que la carne que antes iba para el sur y que volvía aquí faenada, se pueda procesar en Ceres, y tener carne con agregado de valor. Los pequeños productores que antes eran los más afectados por el costo logístico por llevar su ganado a las plantas de faena, a 200 km de acá, ahora podrán mejorar su situación. Necesitamos sacar del olvido a los pueblos del norte.”

El INTI estuvo a cargo del diseño, refacción total, diseño y fabricación del equipamiento; implementación del moderno sistema de efluentes y capacitación de los 25 operarios que trabajarán durante la primera etapa. Será administrado por un consorcio integrado por cooperativas y productores locales, liderado por el municipio y monitoreado por el INTI, el Ministerio de Acción Social y el Ministerio de Trabajo.

En la búsqueda de reconstruir el tejido productivo regional, ya hay ejemplos concretos, como la recientemente conformada cámara de carniceros, luego de importantes reuniones entre la Secretaría de Producción del Municipio, apostando a compartir beneficios para toda la cadena de valor cárnica. La empresa constructora ganadora de la licitación, Mundo Construcciones, se preocupó especialmente de contratar casi totalmente mano de obra local.

Este emprendimiento tiene una larga historia, originada allá en los albores del pueblo, cuando se construyó el primer matadero. Más acá en el tiempo, hace dos años se eligió el lugar, y paso a paso se fueron sumando esfuerzos en el territorio. El extensionista de INTI-Rosario, Iván Piascik, fue uno de los encargados de dialogar con los actores sociales del territorio para unir voluntades y llegar a este éxito comunitario.

Además de la reactivación económica y la conexión regional, la puesta en marcha del frigorífico tiene una gran carga simbólica para la comunidad local. El frigorífico Ceres fue inaugurado por primera vez en el año 1952, y alimentó a miles de familias santafesinas hasta su triste cierre en 1969. “En Ceres siempre se habló del frigorífico, todos los productores pedían que se reabriera”, aseguró emocionado el intendente Busquets. Varios viejos pobladores mostraban abiertamente su emoción.

El edificio cuenta con una planta purificadora de agua con capacidad para abastecer a la ciudad en caso de emergencia hídrica. Además, dispone de cámaras de frío y de un lavadero de camiones. Las instalaciones fueron refaccionadas y construidas teniendo en cuenta las normas higiénicas y sanitarias que requiere el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

La puesta a punto del frigorífico forma parte de una política, impulsada desde el INTI y el Ministerio de Industria, que tiene como eje industrializar la ruralidad en todo el territorio nacional. En este marco se construirán siete frigoríficos en las regiones noreste y noroeste del país con el objetivo de impulsar las economías regionales. Los restantes corresponden a Campo Gallo (Santiago del Estero), Goya y Riachuelo (Corrientes), Capayán (Catamarca), Jáchal (San Juan), Chepes (La Rioja) y San José de Feliciano (Entre Ríos).

Los cereales, excelentes alimentos plenos de proteínas, carbohidratos, grasas beneficiosas, vitaminas, minerales, micronutrientes y oligoelementos, deben su nombre a la diosa Ceres, patrona de la fecundidad, la agricultura y el crecimiento. En 1892, en medio de una zona todavía semidesértica al borde de la provincia de Santiago del Estero y casi 300 km al norte de la ciudad de Santa Fe, Ceres fue el nombre que se puso este pueblo, quizá como constante motivador de sus pasos hacia un futuro mejor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *