26 de noviembre de 2012 22:11 PM
Imprimir

Las nuevas exportaciones no tradicionales de carnes blancas

CHILE : Testículos de pavo, anticuchos de corazón, trompa, orejas y recto de cerdo, anticucho de lengua y de epiglotis, garras y espinazos de pollo son algunos de los productos estrella con que de nuestro país están llegando al mercado internacional.

El primer contenedor con carne de cerdo que viajó a China a mediados de 2011, llevaba cabezas y manitos de cerdo, muy apreciadas por las mujeres chinas que aprovechan el alto contenido de colágeno de los tendones y cuero, para mantener una piel lozana.

El gerente de exportaciones de Agrosuper, John Lüer, cuenta que venden hasta tres toneladas mensuales de testículos de pavo. “Los cocinan como estofado, es una exquisitez”, dice.

Así, las carnes blancas encuentran en diversos países de Asia un mercado muy distinto, que valoriza productos que, de otra forma, tienen bajo o casi ningún precio.

En general, los interiores de aves y cerdos son consumidos por varios países.

“Específicamente, cogotes de pavo en África, huesos de fémur en Japón, espinazos de pollo en Liberia, Angola y Sudáfrica, orejas y estómagos de cerdo en China, así como también garras de pollo y cabezas de cerdo partidas sin orejas en ese mismo país. También se venden lenguas de cerdo y oído medio”, precisa Lüer.

El producto estrella de estas nuevas exportaciones son, sin duda, las garras de pollo. En China se consumen en siete recetas distintas y tienen tanta popularidad que se las encuentra en los supermercados como snacks para los niños.

Para las empresas nacionales, estos mercados son muy relevantes, ya que pueden cubrir -con productos que no se consumen en Chile- una gran demanda en países con una cultura culinaria enraizada en tradiciones y con preparaciones que sorprenden a los occidentales. Y como un dato que nos permite apreciar lo que es esta diferencia de culturas: en un supermercado de China se vende más caro un kilo de garra de pollo que uno de pechuga deshuesada.

De hecho, respecto de la evolución de las ventas, en Agrosuper estiman que, considerando el conjunto de estos productos, se podría hablar de unas 40 mil toneladas para el 2013, equivalentes a unos 45 millones de dólares.

Lo atractivo de este mercado está llevando a los exportadores a especializarse e incluso generar nuevos productos que podrían clasificarse como gourmet en los mercados a los que van dirigidos.

Así, por ejemplo, Maxagro se ha especializado en los anticuchos de corazón, lengua y epiglotis de cerdo, especialmente preparados para cumplir con las exigencias de los consumidores japoneses. Básicamente se consumen en restaurantes nipones, donde son preparados a la parrilla.

A China llegan con orejas y trompas de cerdo, muy valoradas en preparaciones fritas y cocidas. Al mercado coreano están llegando con recto, útero y vejiga de cerdo, cuyos compradores son esencialmente restaurantes que las preparan a la parrilla.

En Friosa cuentan que actualmente la producción de los productos “raros o innovadores” se ha ido incrementando para el mercado asiático.

La empresa permanentemente está evaluando nuevos productos para el mercado japonés, en la perspectiva de proporcionar un valor agregado a subproductos de cerdo e incrementar sus cualidades y opciones de consumos. Ese es el concepto tras productos como brochetas de recto, brochetas de pilar diafragma, brochetas de hígado, brochetas de papada y brochetas de panceta.

En estudio se encuentra exportar productos que antiguamente eran mínimamente procesados o cuyo destino final era el decomiso, como la punta de tráquea, tráquea abierta, epiglotis de cerdo, cola de recto, pilar diafragma, etc.

En la actualidad están exportando huesos, cartílagos y subproductos de cerdo. Desde enero a la fecha se han enviado 3.096.073,6 kilos, distribuidos en productos como cabeza, cartílagos, colas, patas, intestino, estómago, recto y corazón.

Así, la apertura del mercado asiático significó un despegar de todo una gama de productos que amplian la canasta exportadora chilena.

 Pronto, nuevos productos con destino a Estados Unidos

En un contexto distinto, los productores avícolas chilenos se preparan a ingresar con un nuevo concepto de productos, que si bien no son “rarezas”, constituyen una innovación.

La apertura del mercado a Estados Unidos, gracias al tratado de libre comercio, se produjo en el año 2008 y a partir del 1 de enero de 2013 todos los productos de aves ingresarán al país del norte con arancel cero, lo que hace al sector avícola chileno más competitivo.

Lo que viene ahora, a corto y mediano plazo, es la exportación de otro tipo de productos clasificados en una categoría distinta: los productos listos para el consumo (RTE, ready to eat), aquellos que están en condiciones de ser consumidos inmediatamente después de calentarlos y que, por lo tanto, no requieren cocción.

La habilitación de las plantas y los productos listos para el consumo ha sido diferente a la que usualmente se hace para las plantas faenadoras.

La Asociación de Productores Avícolas, APA, y el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, trabajaron coordinadamente hasta lograr la autorización que nuestro país iniciara el envío de estos productos listos para el consumo al mercado de Estados Unidos.

Estos productos están regulados por la Food and Drug Administration, FDA, a diferencia del resto de los productos que se exportan que están bajo la mirada del Food Safety and Inspection Service, FSIS.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *