5 de marzo de 2010 06:44 AM
Imprimir

El campo y la industria suman sus reclamos al Gobierno

Dirigentes de la UIA, la AEA y la Comisión de Enlace avanzan en una agenda de "objetivos en común"

BARADERO.- Empresarios, industriales y dirigentes del campo estrecharon ayer lazos en el marco de Expoagro. Al encuentro, definido como "casual", luego se sumaron políticos de la oposición. Los pocos que lo vieron apenas pudieron creerlo. Pocos minutos antes de la cena de expositores, el presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Jaime Campos; el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez; el presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), Eduardo Buzzi; el presidente de Fiat Auto Argentina, Cristiano Rattazzi, y el dirigente de Pro y ex presidente de la Rural, Luciano Miguens, junto a buena parte de la cúpula de todas estas cámaras y entidades, permanecieron más de una hora charlando amigablemente apoyados en uno de los carritos que se usan para recorrer la muestra. Más tarde, compartieron comida y largas charlas en la tradicional cena de expositores, con la que se cerró el segundo día de la muestra. "Estamos hablando porque nos queremos asociar a Federación Agraria", bromeó el locuaz Rattazzi, intentando disimular el objetivo del encuentro ante la presencia de LA NACION. Pero lo cierto es que ésta no fue una mera charla de camaradería, sino la prueba del acuerdo que el campo y las cámaras industriales que representan a las principales empresas argentinas empezaron a tejer en el transcurso de ayer en la muestra, para definir objetivos en común y proponer al Gobierno lineamientos que ayuden a la recuperación de la producción. "Estamos en un momento preocupante para el país. Por eso vamos a definir una serie de puntos en común, objetivos que nos interesa trabajar, en definitiva, bases que queremos poner para que todos los sectores podamos progresar", reconoció Buzzi, el más expresivo a la hora de hablar del inesperado encuentro que unió a dos sectores que en los momentos más álgidos del enfrentamiento entre el campo y el Gobierno se mantuvieron alejados. "Todos coincidimos en la necesidad de recuperar perspectivas, estabilidad e incentivo a la producción, es un momento de mucha intranquilidad", agregó el presidente de la FAA, mientras el resto de los ruralistas y empresarios asentían en silencio. En la UIA y la AEA fueron más cautos a la hora de hablar sobre el novel acuerdo, pero sí reafirmaron su apoyo al campo. "El campo es y siempre fue importante, y no debería ser excluido de una política de Estado", enfatizó Campos. "Siempre hubo una buena relación entre nosotros, porque en la realidad campo e industria son dos sectores integrados, no antagónicos. Esta muestra agropecuaria y este encuentro es la muestra", dijo Méndez. "El campo necesita de la industria y la industria del campo", coincidieron varios de los presentes. ¿No tienen miedo de que esta foto genere mal humor en la Casa Rosada?, se les preguntó. "Si tuviéramos miedo, no estaríamos acá, a la vista de todos", respondió con seguridad Méndez. Para completar la foto, a la inesperada coincidencia entre las dos cámaras que agrupan a las empresas más importantes del país con las entidades del campo en Expoagro se sumó la sugestiva presencia del vicepresidente Julio Cobos; el ex presidente Eduardo Duhalde, y el diputado Francisco de Narváez (Unión-Pro Buenos Aires). Los tres se saludaron afectuosamente con los industriales y los ruralistas. Igualmente, para bajar el tono al impacto del encuentro, los presentes se apresuraron a aclarar que la reunión entre industriales y ruralistas fue casual. "No fue un encuentro planeado. Nos encontramos en Expoagro y nos pusimos a charlar", se apresuraron a aclarar, aunque algunos industriales se habían ocupado durante la mañana de dejar trascender que irían a la muestra. Los industriales de AEA, que recorrieron Expoagro guiados por el empresario Gustavo Grobocopatel, habían lanzado elogios a los adelantos del sector y habían insistido en varias oportunidades en la necesidad de que sea tomado en cuenta por el Gobierno. "En AEA siempre consideramos al campo un actor fundamental. Acá se puede ver que es un actor económico que incorpora alta tecnología y tiene un nivel de recursos humanos excelente. Es fundamental que el sector sea incluido, como todos los sectores, en la política y en cualquier plan de desarrollo", dijo Jaime Campos. Por su lado, Méndez, que en su período anterior como presidente de la UIA mantuvo una relación próxima al Gobierno y no demasiado afín al sector agropecuario, calificó al agro de "una gran industria". Cuando La Nacion le preguntó si esta opinión no significaba un cambio radical respecto del pasado, el empresario contestó con una sonrisa: "Los tiempos cambian". También admiraron los stands de semillas y maquinaria ejecutivos como Eduardo Elzstain (IRSA), Sebastián Bagó (Laboratorios Bagó), Alberto Grimoldi (Grimoldi), Luis Bameule (Quickfood) y Luis González Estévez (UIA).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *