27 de noviembre de 2012 15:57 PM
Imprimir

Polémica por doble imposición en cargo fijo a combustibles

 El proyecto del Gobierno de Daniel Scioli de aplicar una tasa de 10 centavos por la venta de cada litro de combustible en las estaciones de servicio instaladas en territorio provincial desorientó a al menos una veintena de intendentes del conurbano, que venía impulsando en sus comunas un mecanismo similar -a ser aprobado por los […]
 El proyecto del Gobierno de Daniel Scioli de aplicar una tasa de 10 centavos por la venta de cada litro de combustible en las estaciones de servicio instaladas en territorio provincial desorientó a al menos una veintena de intendentes del conurbano, que venía impulsando en sus comunas un mecanismo similar -a ser aprobado por los concejales locales, con vistas a 2013- para financiar obras viales.

Ante la sorpresiva doble imposición que generaría este escenario, equipos técnicos de distintos municipios evaluaban ayer contra reloj la elevación de una propuesta alternativa al Ejecutivo bonaerense para no perder esa tajada de fondos claves, que ahora será recaudada por la provincia, de ser finalmente sancionada en la Legislatura la iniciativa hoy en estudio.

Entre las variantes comunales en análisis se encontraba el pedido de que el monto recaudado en ese concepto sea destinado directamente a las arcas municipales, vía la coparticipación.

En el marco de las urgencias financieras que atraviesan los municipios, los intendentes de la Primera Sección Electoral -y algunos de la Segunda- habían consensuado semanas atrás avanzar en la creación de una tasa a aplicar sobre la venta de combustibles para apuntalar las recaudaciones locales, con destino a obras de asfalto, entre otros trabajos viales.

Pero fuentes de distintos municipios mostraron en las últimas horas, por lo bajo, su sorpresa ante la iniciativa del Gobierno de Scioli (destinada a generar un fondo para el mantenimiento de rutas provinciales), que fue blanqueada el pasado domingo por el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía.

Por de pronto, por la senda de la imposición de una tasa a la venta de combustibles transitaban -con distintos niveles de evaluación y avance- los intendentes de Ituzaingó, Morón, Tres de Febrero, Moreno, Merlo, General Rodríguez, Vicente López, Tigre, San Isidro, Pilar, Luján y San Fernando.

Por caso, en Ituzaingó, Alberto Descalzo diseñó una Tasa Vial Municipal que define el pago en las estaciones de servicio de 10 centavos por la compra de cada litro de nafta, y de 5 centavos por cada metro cúbico de GNC.

Bajo este mecanismo, las arcas municipales podrían recaudar cerca de 6,6 millones de pesos anuales adicionales, a partir de las 13 estaciones de servicio con las que cuenta hoy Ituzaingó. El destino de los recursos apunta a desplegar obras de mantenimiento de calles y avenidas.

La ordenanza Fiscal Impositiva de rigor ya fue aprobada la semana pasada, mientras que ahora resta ser respaldada por la Asamblea de Mayores Contribuyentes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *