5 de marzo de 2010 18:11 PM
Imprimir

Dicen en el campo…

... que en la semana del 4° aniversario del inédito cierre de las exportaciones de carne, y el 2° de la Resolución 125 que dio origen al 11M (11 de marzo) que ya se convirtió en una fecha emblemática para el ...

… que en la semana del 4° aniversario del inédito cierre de las exportaciones de carne, y el 2° de la Resolución 125 que dio origen al 11M (11 de marzo) que ya se convirtió en una fecha emblemática para el sector, los problemas del campo (aún la suba en el precio de la carne) siguen postergados por la conmoción generada en el país por otros grandes temas nacionales, como el manejo de los fondos del Banco Central. Igual, el tema del agro estuvo presente en cantidad de reuniones, como el inicio de los festejos del Día de la Mujer, con ágape incluido en la Embajada de Estados Unidos (con bastante sushi y salmón); la realización de una tradicional -y húmeda- muestra dinámica del campo en Baradero con varias presencias políticas; la iniciación de un ciclo anual, técnico económico, en un banco extranjero; la apertura del año legislativo con el largo discurso presidencial en el Congreso, hasta el lanzamiento de la Fundación Despertar con varios dirigentes del campo, pasando por el ciclo 2010 de los tradicionales quinchos de Coninagro con políticos. En todos los lugares fueron profusos los comentarios sobre el sector, incluyendo la demora de pronunciamiento de las gremiales del campo sobre el conflicto por los fondos del Banco Central, que se espera para hoy, sobre los controvertidos dichos presidenciales sobre el campo, el lunes pasado. Aun así, la Mesa de Enlace ya adelantó que su actividad en los próximos meses se centrará en volver al Congreso, donde ahora se esperan resultados bastante distintos. De hecho, el «campo» preside las 2 comisiones de Agricultura con el ruralista Ricardo Buryaile (UCR Formosa) en Diputados (más 8 representantes del sector, lo que les asegura el manejo de ésta), y en el Senado, Josefina Meabe de Mathó (Liberal Corrientes), familia de históricos criadores de caballos criollos (como los Miguens), por lo que se espera bastante mayor «receptividad» a los temas del sector que los de su antecesora patagónica e, incluso, de ella misma durante su paso por la Legislatura correntina, cuando no siempre se mostró del todo proclive a escuchar los temas del campo que se esperaba. Probablemente ahora, puestos los legisladores también bajo «la lupa» a nivel nacional, la actitud sea más cuidada.

… que naturalmente los temas del clima y de la próxima cosecha ocuparon buena parte de las charlas, especialmente por los pronósticos sobre lluvias muy abundantes durante el otoño. Pero también la falta de gasoil que ya se registra en varias localidades del interior estuvo en las conversaciones, o la falta de financiación que sigue habiendo para el campo, al punto que se dice que hasta el «leasing» cayó a apenas una sexta parte del nivel que alcanzó en los 90. En este contexto, es particularmente comprometida la situación de los contratistas ya que con el trigo, en el mejor de los casos, dicen que apenas salieron «hechos», y que en más de un caso, no sólo les descontaban los fletes cortos, sino también los largos. Ahora la expectativa con una cosecha gruesa atrasada desde el arranque, y que puede sufrir nuevas contingencias por las lluvias y por heladas tempranas, plantean un panorama no muy alentador para los hombres de las máquinas. También se destacaba en los corrillos que, con la seca, se sembraron muchos lotes muy bajos que ahora ya están comprometidos con las lluvias, y pueden llegar a estarlo aún más. Por eso, también sorprendió el anuncio presidencial de un «récord» de cosecha de 94 millones de toneladas, que no cierra por ningún lado para la mayoría de los analistas. Incluso, hasta el propio ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se vio obligado a «recortar» un poco el éxito y lo ubicó en 93 millones de toneladas, aunque entonces ya no sería récord, pues la recolección 07/08 fue, según los propios datos oficiales, de 95,5 millones.

… que aunque hasta en el sector oficial se trata de «bajar los decibeles» por los precios de la carne, igual sigue el «ruido» a lo largo de toda la cadena y, en buena parte, porque muchos frigoríficos chicos o medianos dicen que no «aguantan» con esta situación y, naturalmente, alertan sobre potenciales despidos, a pesar de que muchos de ellos cuentan con garantía horaria para sus trabajadores, además del beneficio por el retraso en los costos de las tarifas eléctricas que aún hay. Pero también se discute mucho sobre los precios de los alimentos alternativos, especialmente el pollo, que naturalmente debería ser la carne sustituta en estas circunstancias, aunque también está registrando importantes aumentos de precios a nivel consumo (cerca del 20% en lo que va del año), lo que vuelve a descolocarlo respecto de la preferencia de los consumidores por la carne vacuna.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *