28 de noviembre de 2012 10:18 AM
Imprimir

Estiman que la recesión continuará en Europa durante el año próximo

Las exportaciones a la eurozona se derrumbaron un 15% este año, y retrocedieron luego de dos años de tendencia creciente. Las economías europeas retrocederán en conjunto 0,4% en 2012, y prevén que la baja seguirá en 2013 en torno al 0,1%.
La eurozona seguirá en recesión el próximo año y en los Estados Unidos la expansión económica será débil por la falta de respuesta de parte de los políticos a la crisis de la deuda, consideró este martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

“No se puede descartar el riesgo de una nueva contracción de grandes proporciones”, alerta la OCDE en sus perspectivas económicas de noviembre, luego de verificar una retracción en la economía del viejo continente. 

La eurozona terminará este año con una contracción económica del 0,4 por ciento y se espera que en 2013 la caída continúe en un 0,1 por ciento. Para la OCDE esa sigue siendo la principal amenaza para la economía mundial, según un documento que difundió la agencia de noticias DPA.

El informe alerta sobre la situación europea delicada. “El área euro, que está viviendo importantes presiones de fragmentación, podría estar en peligro”, destaca el informe. Además de España, seguirán en recesión países como Grecia, Italia, Portugal y Eslovenia, aunque crecerán Alemania (0,6%) y Francia (0,3%).

Visto desde la Argentina, la crisis europea se refleja en la balanza comercial bilateral. La UE es el tercer socio comercial del país, luego del Mercosur y del sudeste asiático.

Las exportaciones hacia la zona euro habían alcanzado un récord en 2008, dado que los principales productos de exportación (cerca del 80 por ciento) son de origen agropecuario. 

Durante la crisis global desatada en 2009 la balanza comercial sufrió el impacto pero había comenzado a recuperarse en los dos años siguientes, hasta alcanzar un nuevo récord en 2011 con ventas por más de 14 mil millones de dólares.

Este año, durante los diez primeros meses, las exportaciones argentinas marcaron una nueva caída del 15 por ciento, con ventas totales por algo más de 10 mil millones de dólares, mientras que las importaciones desde nuestro país mostraron un aumento acumulado del 8 por ciento interanual.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *