5 de marzo de 2010 03:30 AM
Imprimir

Anuncian por segunda vez en dos años la canalización del Salado

La presidenta Cristina Kirchner anunció ayer, por segunda vez, el llamado a licitación del tercer tramo de canalizaciones en la cuenca inferior del río Salado. Hace un año y medio, en un acto que, como el de ayer, se realizó en la Casa Rosada, la mandataria había realizado el mismo anuncio. Pero ni las obras ni la licitación se llevaron adelante.

Según lo informado oficialmente, ahora la canalización del tercer tramo de la cuenca inferior del río Salado implicará el aporte de $ 1258 millones e incluirá el dragado entre el arroyo Los Poronguitos y la laguna Las Flores, a lo largo de 118 kilómetros. El plazo previsto es de 18 meses.

El 24 de junio de 2008, la Presidenta, acompañada -al igual que ayer- por el gobernador bonaerense Daniel Scioli, dijo que las obras demandarían un plazo de ejecución de 24 meses y una inversión de $ 900 millones, ya que por entonces no se preveía incluir las obras complementarias a las centrales, cuyo costo oscila en $ 250 millones.

La explicación extraoficial brindada por un alto funcionario bonaerense fue que el gobierno nacional nunca pudo reunir los fondos necesarios para llevar adelante los trabajos. Incluso se pensó en avanzar parcialmente, pero esto no prosperó y sólo ahora se avanzará, ya que se podría disponer de aportes extraordinarios.

Los trabajos, que involucran a los distritos de General Belgrano, San Miguel del Monte, Chascomús y General Paz, aumentarán un 12% la superficie dedicada a la ganadería, un 10% la de la cuenca lechera y un 8% la tierra dedicada a la agricultura, una superficie que hasta ahora estaba sujeta a inundaciones más o menos periódicas, según explicaron desde el Gobierno, desde donde se aseguró que el llamado a licitación se concretará en menos de 60 días.

A diferencia del primer anuncio, ahora los fondos necesarios los aportará exclusivamente la Nación, según precisaron fuentes oficiales. Ocurre que el convenio entre la provincia y las autoridades federales para la utilización de recursos del Fondo Hídrico caducó en abril de 2009, y al no haber obras en ejecución no volvió a renovarse. Por ello, ahora se decidió -sobre todo por las urgencias de caja que soporta la provincia- que el financiamiento sea asumido exclusivamente por la Nación, a través de la Subsecretaría de Recursos Hídricos, dependiente del Ministerio de Planificación.

Para ello se emitirá un bono que se irá cancelando con dinero del Fondo Hídrico, compuesto por dinero proveniente de la comercialización de combustibles.

"Esperamos que con este llamado a licitación estemos iniciando la obra entre junio y julio de este año. Para comienzos del primer semestre vamos a tener la obra en marcha, que es un deseo del primer día de la presidenta Cristina Kirchner y el gobernador Scioli", afirmó ayer la ministra de Infraestructura bonaerense, María Cristina Alvarez Rodríguez.

El representante de Carbap, Alberto Larrañaga, consideró una buena noticia el anuncio oficial, aunque aclaró: "Siempre y cuando lo concreten", en referencia al anterior anuncio incumplido. Asimismo, reclamó "el avance integral de las obras y la reactivación del comité auditor para poder controlar los trabajos".

La Subsecretaría de Recursos Hídricos informó que las obras en licitación aumentarán la capacidad de conducción del río Salado mediante la conformación de una nueva sección que permitirá atenuar o eliminar el efecto perjudicial de los desbordes de agua, como los que sucedieron en las crecidas de 2001 y 2002.

La cuenca del Salado cubre un área de 17 millones de hectáreas de la provincia de Buenos Aires, más de la mitad de su superficie, y en la región viven 1,3 millones de habitantes, donde se produce el 25% de la producción nacional de granos y carnes.

Durante el acto de lanzamiento se firmó además un convenio entre el Banco de la Provincia de Buenos Aires y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación para el lanzamiento de una línea de crédito por $ 350 millones. Además, se rubricó un convenio entre el Banco Nación y la cartera agropecuaria nacional para crear una línea de crédito especial para productores bonaerenses.

Aún resta definir cómo se seguirá con las obras faltantes en la cuenca superior y media del Salado. Anteayer, intendentes del noroeste bonaerense agrupados en el Comité de Cuenca del Río Salado Superior se reunieron en General Pinto para monitorear el avance del agua en la región y analizar formas más efectivas para reclamar la concreción de las obras atrasadas.

El anfitrión, Alexis Guerrera, dijo que en el encuentro se avanzó en la conformación de un consejo asesor, que "estará integrado por dos representantes" por cada uno de los ocho distritos del Noroeste, que se encargará de seguir el avance de obras.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *