5 de marzo de 2010 12:40 PM
Imprimir

El Gobierno prometió ayuda para obreros del Tomás Arias

Desde el sindicato de los trabajadores cárnicos aseguraron que en la reunión de ayer el Gobernador Ricardo Colombi prometió una contribución oficial mediante un subsidio de 250 pesos destinado a cada operario para paliar "el difícil momento" que están sufriendo.

OPTIMISMO. El primer mandatario local se hizo eco de la problemática salarial que aqueja a los empleados del tradicional establecimiento.

Sindicalistas representantes de trabajadores del Frigorífico Tomás Arias, con planta de faena en Riachuelo, fueron recibidos ayer por el gobernador de la provincia, Ricardo Colombi, preocupados por la situación irregular que están atravesando unos 300 operarios de esa firma, con haberes caídos de enero y febrero de este año que no percibieron, más las vacaciones de 2009.
Alrededor de las 10.30, expusieron sus preocupaciones al mandatario, el secretario general del Sindicato de la Carne, Roberto Regnet, el doctor Luis Filártiga (representante legal del sindicato), René Romero (secretario adjunto) y Ernesto Lezcano (secretario de finanzas). Con la presencia de la subsecretaria de Trabajo, Laura Vischi, el doctor Colombi se interiorizó de la delicada situación del personal que trabaja en el frigorífico y comprometió que harán las gestiones factibles tendientes a superar el conflicto, para que en el frigorífico se reanude la actividad.
En tal sentido, finalizada la entrevista con el gobernador, el secretario general del Sindicato de la Carne, Roberto Regnet expresó su "satisfacción por la buena predisposición encontrada para superar el problema que hoy aqueja al personal y operarios del frigorífico".
Además, el sindicalista confió que hubo promesa de ayuda oficial mediante "un subsidio de $250 destinado a cada operario del frigorífico Tomás Arias", para paliar "el difícil momento" que están sufriendo.
Al mismo tiempo, Regnet informó que mantendrán "comunicación constante con el gobernador hasta que esto se normalice y los trabajadores vuelvan a desarrollar su actividad en el frigorífico".
De este modo ven con satisfacción como se abre una luz de esperanza ante el problema acuciante que los aqueja y que los llevó a la Casa de Gobierno, "fíjese que aparte de no pagar los sueldos tampoco los responsables del frigorífico abonaron los aportes a la obra social y tienen un atraso de 4 meses. Y por esa falta de pago, los afiliados al sindicato no cuentan con la prestación de servicios para resguardar su salud", se quejaron por lo que consideran "incomprensión y falta de cumplimiento de la parte empresarial".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *