10 de noviembre de 2009 09:26 AM
Imprimir

Uruguay  –   No se puede vender semilla sin identidad varietal

El Instituto Nacional de Semillas (Inase) advirtió que el 31 de octubre pasado venció el plazo de las medidas especiales de flexibilización para la circulación de semillas forrajeras co-mo consecuencia de la sequía, por lo que a partir de esa fe- cha quedó prohibida la comercialización sin identidad varietal.En los primeros días de enero, ante la gravedad de la sequía y la escasez de forraje en el país, el Inase decidió flexibilizar algunos de sus criterios para la importación de semillas, particularmente raigrás y avena. En ese sentido, se decidió permitir el ingreso de raigrás diploide y avena negra, ambos sin identidad varietal, a la vez que se autorizó el ingreso al Registro Nacional de Cultivares de Avena, raigrás y trébol rojo con un año de evaluación.La advertencia se presentó en el marco de una conferencia de prensa encabezada por el presidente de Inase, Enzo Benech, quien estuvo acompañado por el presidente de la Cámara uruguaya de Semillas, Wiston Davies, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Semilla, Augusto Solsona y el presidente de la Asociación Civil Uruguaya para la Protección de los Obtentores Vegetales, Jorge Erro.Avisos GoogleEl total de semilla importa-da en los nueve meses que du-ró la medida fue de 1.559.036 toneladas de raigrás sobre una producción nacional de 4.809.355,81 toneladas. En el caso de la avena, se importa-ron 1.300.180 toneladas sobre una producción nacional de 11.169.991.Estados Unidos fue el país de procedencia de la mayoría del raigrás, mientras que Argentina y Brasil aportaron la avena.En cuanto al comportamiento de estas semillas desde el punto de vista agronómico, Benech explicó que, si bien no hay registros de materia seca obtenida y otros indicadores, por la mayoría de los comentarios de productores, y por experiencia personal, el rendimiento forrajero fue bueno.El presidente de la Cámara Uruguaya de Semillas, Wiston Davis, recordó que Uruguay tiene uno de los estándares más altos del mundo en materia de control del comercio de semillas y la circulación de materiales no identificados, lo que se conoce como "bolsa blanca" es mínima.

El Instituto Nacional de Semillas (Inase) advirtió que el 31 de octubre pasado venció el plazo de las medidas especiales de flexibilización para la circulación de semillas forrajeras co-mo consecuencia de la sequía, por lo que a partir de esa fe- cha quedó prohibida la comercialización sin identidad varietal.

En los primeros días de enero, ante la gravedad de la sequía y la escasez de forraje en el país, el Inase decidió flexibilizar algunos de sus criterios para la importación de semillas, particularmente raigrás y avena. En ese sentido, se decidió permitir el ingreso de raigrás diploide y avena negra, ambos sin identidad varietal, a la vez que se autorizó el ingreso al Registro Nacional de Cultivares de Avena, raigrás y trébol rojo con un año de evaluación.

La advertencia se presentó en el marco de una conferencia de prensa encabezada por el presidente de Inase, Enzo Benech, quien estuvo acompañado por el presidente de la Cámara uruguaya de Semillas, Wiston Davies, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Semilla, Augusto Solsona y el presidente de la Asociación Civil Uruguaya para la Protección de los Obtentores Vegetales, Jorge Erro.
Avisos Google

El total de semilla importa-da en los nueve meses que du-ró la medida fue de 1.559.036 toneladas de raigrás sobre una producción nacional de 4.809.355,81 toneladas. En el caso de la avena, se importa-ron 1.300.180 toneladas sobre una producción nacional de 11.169.991.

Estados Unidos fue el país de procedencia de la mayoría del raigrás, mientras que Argentina y Brasil aportaron la avena.

En cuanto al comportamiento de estas semillas desde el punto de vista agronómico, Benech explicó que, si bien no hay registros de materia seca obtenida y otros indicadores, por la mayoría de los comentarios de productores, y por experiencia personal, el rendimiento forrajero fue bueno.

El presidente de la Cámara Uruguaya de Semillas, Wiston Davis, recordó que Uruguay tiene uno de los estándares más altos del mundo en materia de control del comercio de semillas y la circulación de materiales no identificados, lo que se conoce como "bolsa blanca" es mínima.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *