28 de noviembre de 2012 14:12 PM
Imprimir

Avícolas prevén faenar en 2012 un récord de 2,1 millones de pollos

El sector avícola nacional, donde la participación entrerriana supera el 50 por ciento no deja de arrojar cifras contundentes que asombran por su impacto pero también por su continuidad. Así, la producción industrial en este sector registró un aumento del 9 por ciento en los nueve primeros meses de 2012, con respecto al mismo periodo del año anterior: pasó de 502 millones de cabezas faenadas en 2011 a 543 millones en los tres primeros trimestres.

Con mercados externos consolidados y un mercado interno firme que se sostiene a pesar de la crisis y la suspensión de las compensaciones oficiales, las expectativas no dejan de ser promisorias.
Existe un variable clave en este encadenamiento que comenzó de cero hace 70 años y que hoy mira desde el atril a varios sectores. Según Roberto Domenech, titular del Centro de Empresas Procesadoras de Aves, existe una variable clave para entender el momento, y es el precio.
En las décadas anteriores la falta de stock, la baja industrialización, los problemas de integración de la cadena y las fallas en la comercialización generaban faltas de stock que redundaban en el alto precio de un producto que siempre tuvo buena aceptación: el pollo.
“En los ‘60 un kilo de pollo equivalía a un kilo de lomo; en los ’70 a un kilo de cuadril; en los ’80 a un kilo de milanesa; y en los ’90 a un kilo de asado. Hoy día tiene un precio a menos de la mitad del kilo de asado”, ironiza Domenech, quien cree que el futuro todavía tiene mucho para mostrar en materia de crecimiento para el país.

OBJETIVOS. La ministra de Industria, Débora Giorgi, consideró que “la Argentina está encaminada a convertirse, en el corto plazo, en el cuarto productor mundial de carne aviar” y agregó que “los esfuerzos del sector deberían orientarse ahora con más fuerza a los mercados externos, para no quitarle competitividad al mercado interno”.
El saldo de la balanza comercial muestra un crecimiento interanual acumulado del 4 por ciento en el período enero-septiembre del 2012 respecto al mismo lapso de 2011, lo que implica una cifra de 321 millones de dólares.
Por otra parte, las exportaciones aumentaron –en millones de toneladas– un 9 por ciento, con lo que se alcanzó un monto total de 50 millones de dólares. Las ventas estuvieron destinadas principalmente a China (18 por ciento), Venezuela (15 por ciento), Chile (14 por ciento) y Sudáfrica (12 por ciento).
En cuanto al consumo de carne aviar, se registró un alza del 5 por ciento en lo que va del año y el consumo per cápita llegó a los 40 kilos, según se desprende de un informe elaborado por el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA).

Perspectivas del Plan 2020

Hacia 2020, el sector prevé aumentar el consumo interno hasta alcanzar los 50 kilos por año por habitante, otorgar mayor participación de las Pymes en los sectores de la cadena que generan mayor valor agregado (trozado y cocción) y conquistar nuevos mercados. Con todo ello se generarán 50.000 nuevos puestos de trabajo.
La avicultura argentina registró un sostenido crecimiento a partir de 2003, cuando sólo se faenaban 300 millones de cabezas por año. Por otra parte, el consumo de carne aviar en el período 2003-2012 pasó de 18 a 39,5 kilos por habitante, lo que representa un aumento del 58 por ciento.
Estas cifras demuestran tanto la mejora relativa del poder adquisitivo promedio de la población como la influencia de los cambios en los patrones dietarios actuales, que recomiendan una mayor variación en los tipos de consumo de carnes, con una suba en la ingesta de las denominadas blancas.

Respaldo de los créditos del Bicentenario

El Programa de Financiamiento Productivo del Bicentenario, que otorga créditos al 9,9 por ciento a tasa fija en pesos y a cinco años de plazo, tiene aprobados créditos de financiamiento para 14 empresas del sector por 385,9 millones de pesos. De este modo, se generarán inversiones por un total de $ 650 millones, que permitirán crear alrededor de 1.600 puestos de trabajo directos y sumar $ 1.500 millones anuales a las exportaciones del sector. Los préstamos están destinados a aumentar y mejorar la producción avícola y también a agregar valor a los procesos productivos. Así, se financia la construcción y ampliación de plantas de faena, de incubación y de alimento balanceado, granjas reproductoras, construcción y ampliación de plantas de tratamiento de efluentes, adquisición de máquinas incubadoras, túneles de congelado y equipos de eviscerado de última generación, que permiten procesar 12.000 pollos por hora, entre otras cosas.
Algunas de las firmas más importantes del sector que recibieron fondos del Programa de Financiamiento del Bicentenario, son: Granja Tres Arroyos, Las Camelias, Frigorífico de Aves Soychú, Complejo Alimentario, Feller, Frigorífico Entrerriano de Productores Avícolas y Danilo, en la provincia de Entre Ríos. También se destacan las firmas Cresta Roja, Alibue y Mercou, en la provincia de Buenos Aires; El pollo de oro y Sánchez y Sánchez, en Santa Fe; IndaCor, en Córdoba y GloboAves Argentina, en San Luis.
La articulación público-privada en el sector avícola permitirá que la Argentina se transforme en 2020 en el cuarto productor mundial, detrás de Estados Unidos, Brasil y China. Actualmente, el país se ubica en el sexto lugar en el ranking internacional.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *