10 de noviembre de 2009 09:33 AM
Imprimir

Mejoran rindes en la producción ovina

Profesionales estudian la etiología y el bienestar animal para mejorar rindes productivos en bovinos. Natalia Aguilar, investigadora de Inta, explicó a la Revista Ciencia y Técnica cómo se puede mejorar la rentabilidad de una empresa o un establecimiento ganadero evitando ciertas prácticas.

Recordó que la imagen del ganado pastando tranquilamente debe respetarse y que cuando se utilicen corrales y otro tipo de prácticas productivas, se debe intentar evitar a los animales el stress de las prácticas violentas.
En ese sentido, Aguilar enfatizó que “el interés por el bienestar animal adquirió importancia en la producción ganadera y cárnica a nivel internacional desde hace unos años”. Mencionó que en la Unión Europea ha puesto énfasis en este tema y también en el medio ambiente.
“En este contexto surge la idea que para obtener un producto seguro es necesario una producción sustentable, cuidando los recursos naturales y promocionando el bienestar humano y animal. Así se asegura satisfacción del consumidor y rentabilidad del productor sin causar daños ambientales”, comentó.
Además, aseguró que en los países de la Unión Europea “los productores tuvieron que ajustarse a normativas sobre el trato de los animales” y posteriormente “estas normas se extendieron a los países proveedores de mercados de productos de origen animal”.
“Se observó que implementar buenas prácticas en producción animal constituye una ventaja competitiva en la calidad de los productos y un significativo ahorro de costos de producción, mejorando así la rentabilidad de la empresa”, dijo Aguilar.
Por ello, la investigadora concluyó después de sus estudios que, para mejorar el modelo de producción animal se debe entender cuáles son las necesidades de los animales. “Esto se logra a través del estudio del comportamiento o etología”, precisó.
“Es interesante comprobar cómo la observación del comportamiento animal ayuda a entender ciertos resultados productivos no esperados, por la simple razón que el animal no pudo manifestar su potencial al no satisfacer sus necesidades mínimas. Así, la etología ayuda a comprender las necesidades de forma efectiva y coherente, disminuyendo la posibilidad de interpretaciones empíricas en las observaciones de los animales y por ende, facilitando el manejo y mejorando su calidad de vida”, agregó.
Mencionó además que con estos nuevos conceptos, los productores reconocen la importancia de minimizar el impacto del estrés durante el manejo, disminuyendo las pérdidas en las diferentes etapas de la cadena de producción y llevando a mejorar el proceso productivo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *