30 de noviembre de 2012 14:44 PM
Imprimir

El campo habla . . . .

… que, a pesar de haber sido, nuevamente, una semana «corta», por el feriado del lunes, fue muy «movida», y con noticias para todos los gustos. El tradicional cóctel del Mercado a Término de Buenos Aires en el Marriot Plaza, el reprogramado de ACTA en el Malba, el de los forestadores -AFOA- en el Palacio […]

… que, a pesar de haber sido, nuevamente, una semana «corta», por el feriado del lunes, fue muy «movida», y con noticias para todos los gustos. El tradicional cóctel del Mercado a Término de Buenos Aires en el Marriot Plaza, el reprogramado de ACTA en el Malba, el de los forestadores -AFOA- en el Palacio San Miguel, la reunión de la UIA, la presentación del Congreso CREA 2013 en Puerto Carrasco y la concurridísima cena por el centenario del Centro de Consignatarios en las instalaciones del Hipódromo de San Isidro donde, llamativamente, no había una sola autoridad nacional a pesar de la trascendencia e impacto económico de la tradicional actividad, fueron los ejes de multiplicación de inquietudes y rumores de todos los tipos. Desde el alejamiento, dicen, de algunos funcionarios en diciembre y en enero (alguno de ellos ya lo anunció, privadamente, a los empresarios), hasta algunas medidas de impacto que podría tomar el Gobierno en las próximas semanas. Naturalmente, la «tranquilidad» relativa del clima en los últimos días fue tema de conversación en casi todos los foros, ya que permitió bastantes mejoras en zonas anegadas, avanzar con siembras (algunas) muy atrasadas, y acelerar significativamente la cosecha del poco trigo que se llegó a sembrar.

… que, mientras en el norte los resultados de la cosecha fina fueron «magros», en Entre Ríos se avanzaba rápidamente sobre cultivos bastante «petizones». Así, los entendidos hablan de un volumen final de recolección que rondaría los 8,5/9 millones de toneladas, aunque tal vez con un arrastre de un millón de toneladas del año pasado, permitiría mostrar una cifra oficial de «dos dígitos». Más grave es el tema de la calidad del trigo ya que, temperatura y humedad mediante, hay varios ataques de Fusarium, un hongo que, entre otras cosas, también contribuye a bajar el peso del cereal. A su vez, tan escasa es la oferta actual de trigo (ya que también la cosecha anterior fue muy baja) que ahora se estarían pagando precios extraordinarios y, ni aun así, aparece la oferta, lo que estaría complicando a los exportadores que no llegan a comprar los 6 millones de toneladas que, finalmente, el Gobierno les autorizó. Por otra parte, también la molinería está jaqueada con los muy altos precios internos al punto de analizar la «compra» de trigo en otros destinos, y hasta comparan el menor flete que están pagando los brasileños, de u$s 23 por tonelada, sensiblemente inferior al costo interno camionero que también los descoloca. Para colmo, hasta «bajó» el precio de la bolsa de harina, ahora a $ 70 (llegó a estar a $ 90), entre otras cosas, por la gran competencia, pero también, por las crecientes irregularidades impositivas que se estarían dando en este sector y que pone en situación muy diferencial a los que están en regla (los perjudicados), respecto de los restantes, con mucho mejor poder de negociación y márgenes. Dicen que, según la regla histórica de que una bolsa de harina cuesta lo mismo que una tonelada de trigo menos un cero, el precio actual debería ser de $ 110.

… que, mientras el titular de Agricultura, Norberto Yauhar, sigue viajando por el mundo, en misiones comerciales y buscando inversiones (ahora en Abu Dabi, Emiratos Árabes), acompañado de empresarios de las carnes (rojas y blancas), se siguen sumando sectores que dicen estar imposibilitados de exportar por la falta de competitividad de la Argentina frente a otros oferentes. Éste sería el caso, también, de los productores de huevos, entre otros. De hecho, ni la Cuota Hilton se cumple desde hace 6 años, mientras que la Cuota Americana de carne para exportar a Estados Unidos sigue sin reabrirse, entre otras cosas, por la falta de oferta local. Pero Yauhar no es el único viajero, también su segundo, Lorenzo Basso, parece haberle tomado el «gustito» a la cosa y está preparando para marzo una «megamisión» a Mozambique, lugar que no se sabe que compre demasiado (como otros clientes que la Argentina está desabasteciendo, caso Brasil), y que tampoco parece ser un paraíso democrático. También fue muy concurrida la charla que el exsecretario Alieto Guadagni dio en CARBAP sobre la situación energética y sus perspectivas, no demasiado alentadoras para los productores que son «uso-intensivo» de gasoil para las maquinarias (siembra y cosecha), y por el riego. Allí también se escuchó hablar de una significativa caída en el uso de insumos en esta campaña, que estaría rondando el 40 por ciento. El punto no puede extrañar si se considera la grave pérdida que tuvieron los productores por la seca del año pasado, y que marca la iliquidez de esta campaña, sumada a la variabilidad del clima que determina, en muchos casos, no arriesgar más de lo imprescindible en los cultivos.

… que un capítulo aparte lo constituyeron los festejos del centenario del Centro de Consignatarios surgido en 1912, igual que la ley Sáenz Peña, y también el mismo año en que cayó la emblemática «piedra movediza» de Tandil. Allí se rememoraron los distintos lugares que fueron ocupando los mercados: Plaza Miserere, o Pueyrredón y Las Heras, hasta recalar en Liniers, que se había construido unos años atrás, en 1901. Pero tal vez, lo más comentado de la noche, de la que participaron representantes de la mayoría de las entidades nacionales del campo, fueron las palabras de Silvia Méndez Delfino, descendiente de Eustaquio Méndez, fundador de la primera casa consignataria en 1865. «Brindo por el sueño de cuatro generaciones: poder ver una Argentina libre, sana, soberana, rica y generosa», dijo ante el aplauso generalizado. Pero la noche brindó otras «sorpresas» ya que a diferencia de otras entidades, aquí no bien comenzó la música la pista de baile desbordó. Y, sin duda, entre los más destacados, volvió a figurar el titular del Mercado de Liniers, Roberto Arancedo, que casi no paró hasta el final. Esta vez, sin embargo, le salió un competidor, Horacio (el «Bocho») Salaberry, nuevo presidente de CARBAP, considerado por todos los presentes como el «tapado» de la velada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *