6 de marzo de 2010 07:51 AM
Imprimir

La manzana cotiza como el oro

La falta de fruta y perspectivas de mayor demanda catapultaron los precios

  La falta de manzana en la cosecha local se hizo sentir.Según datos propios recopilados a campo, las mermas estimadas rondan el 30% respecto del año anterior.A este escenario interno hay que sumarle expectativas de que la demanda en los mercados del exterior se mueva con mejor ritmo en relación con el 2009, lo que presiona aún más sobre los precios locales del producto.La Gala salió esta semana sin problemas; tuvo tamaño y color, por lo que se esperan cotizaciones superiores a las consignadas el año pasado.Los productores del Valle se plantaron con firmeza a la hora de negociar. "Nos llegaron a pedir 0,50 dólares por kilo, un precio que nunca va a ser convalidado por el mercado", se quejó uno de los exportadores al ser consultado por el tema.Pero éste en un mercado donde opera el juego de la oferta y la demanda. Si no hay manzana y la demanda se mantiene firme, la lógica indica que el precio aumenta. Los empresarios avalan este razonamiento, las dudas se refieren a cuál es el techo que hay que poner al producto para lograr retornos adecuados en el exterior. En medio de esta discusión empresarial, muchos productores "esperan" a la hora de entregar su manzana a las firmas exportadoras.A esta altura del partido, las empresas ya tomaron la decisión de "correr" uno o dos calibres de modo de poder contar con el volumen necesario para hacer frente a los compromisos con el exterior. A la industria es a la que más complica este escenario. (Ver recuadro) Parte se destinará al fríoPero el tiempo corre y los productores deben tomar decisiones. La estrategia de muchos chacareros es guardar un porcentaje de su cosecha en cámaras frigoríficas a la espera de mejores precios a partir de mayo. "Hoy estamos en condiciones de negociar sin presiones. Sobra el frío y no hay fruta… ¿qué más queremos?", señaló con una sonrisa en su rostro uno de los productores consultados.Pero este escenario también encierra sus riesgos. Mucha es la manzana que se está guardando en frío (una parte de segunda calidad) y eso puede afectar el desarrollo del mercado interno y de Brasil, que es hacia donde apunta el negocio en el segundo semestre.Para muchos operadores del sector las expectativas que existen hoy por la manzana son sólo eso: expectativas. Resta saber cuál será el precio que va a convalidar el mercado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *