6 de marzo de 2010 07:59 AM
Imprimir

Prácticas preventivas en fruta fresca

Se aplican para controlar la podredumbre de poscosecha

Ante las limitaciones por residuos en frutas frescas que generan un aspecto crítico de la comercialización, técnicos de Ciati, INTA y CAFI se reunieron para discutir y consensuar aspectos relacionados con el uso de productos químicos de poscosecha. Pero para el control de podredumbre de poscosecha son fundamentales también las prácticas preventivas. Entre éstas se encuentran:*Cosechar la fruta en el estado de madurez adecuado: a medida que avanza la madurez aumenta el riesgo de podredumbre.*Mantener limpios y desinfectados los envases de cosecha: la presencia de frutos podridos, tierra, etcétera, incrementa la cantidad de inóculo y la probabilidad de ocurrencia de enfermedades.*Evitar heridas durante la cosecha, el transporte y la clasificación: los hongos que causan las principales pérdidas en poscosecha están condicionados a la presencia de heridas en el fruto.*Enfriar la fruta rápidamente: la baja temperatura hace más lento el proceso de maduración y el crecimiento de hongos.*Utilizar desinfectantes en el agua de transporte del proceso de clasificación: esta práctica permite mantener un nivel de inóculo bajo. En el caso particular del uso de cloro, es necesario mantener una concentración de 100 a 150 ppm y un pH de 6,5 a 7,5.*Mantener la higiene de las instalaciones y los equipos.*Almacenar la fruta en condiciones adecuadas: mantener la madurez óptima permite aprovechar la resistencia natural que poseen los frutos. Con el avance de la madurez decrece la resistencia.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *