1 de diciembre de 2012 12:47 PM
Imprimir

Aplicaciones controladas por Internet

Una empresa de Daireaux permite a sus clientes realizar un seguimiento en tiempo real del trabajo de sus aviones; destacan el impacto de la tecnología.

DAIREAUX.- La aplicación de agroquímicos por avión ya puede seguirse y controlarse en tiempo real vía una clave de acceso a una página de Internet.

Fumigaciones Rodríguez, que tiene su base en esta ciudad del centro oeste bonaerense, comenzó a ofrecer este año de manera masiva a sus clientes la posibilidad de conocer en tiempo real cómo está trabajando un avión.

Con una clave que se encarga de proveer la empresa, el productor puede ver desde cualquier lugar el movimiento del avión, su velocidad, ancho de trabajo, caudal y los datos meteorológicos en el momento mismo que se realiza la aplicación del producto. Como si estuviera metido en la cabina, al productor se le visualiza en su computadora los relojes con los distintos instrumentos del avión. Además, posicionado en Google, es factible saber si efectivamente se está aplicando sobre el campo o en un lugar equivocado.

La compañía tiene seis aviones y 14 equipos terrestres. En un año normal suele trabajar 400.000 hectáreas, la mitad con avión y la otra mitad con máquinas terrestres.

La empresa puso en marcha el control satelital con un desarrollo que hizo la firma Satelitech, de Rosario. El seguimiento en tiempo real se hace vía la web de Fumigaciones Rodríguez o la de la empresa rosarina.

Para un productor que contrata la pulverización aérea, este tipo de seguimiento le permite ver en tiempo real el trabajo.

Pero, además, esta tecnología podría ser útil para que otros actores de la sociedad o una autoridad la pueda controlar. “Eso sería lo correcto. Todo lo que hace un avión o una máquina tiene que tener seguimiento satelital y que la autoridad competente controle. ¿Cuál es el problema que te controlen? Se terminan los misterios y la competencia desleal”, expresó Erminio Rodríguez, presidente de la compañía.

Registros

Rodríguez destaca la importancia de los registros de los aviones en esta actividad. “Al certificado de explotador aéreo no se lo dan a cualquiera. Y una máquina terrestre tiene que estar inscripta [en los registros oficiales] como los aviones, pero si hacés un censo no sé si está el 10% inscripta. Los que prestan el servicio con la máquina terrestre están inscriptos, pero cuando el dueño del equipo es quien aplica en su campo ahí no está anotada en ningún lado”, señaló Rodríguez.

Además del seguimiento satelital en tiempo real, en la firma trabajan con una central meteorológica de base y otras seis estaciones portátiles que brindan información permanente sobre temperatura, humedad, intensidad, dirección del viento y evapotranspiración. Un dato: cada estación meteorológica portátil sirve para tener datos de 35 kilómetros a la redonda.

Mientras tanto, la central meteorológica tiene cargadas dos alarmas que se activan según la humedad relativa y el viento. Sirven para orientar el trabajo de carga del producto del avión.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *