3 de diciembre de 2012 10:48 AM
Imprimir

Crece la cuarentena por la polilla de la vid y endurecen multas

Sumó otro distrito en Tupungato y ya son 36 en la provincia. Senasa ya aplicó sanciones de hasta $120.000. Nuevo control químico de la plaga.

Pese a todo, el mensaje es inalterable: quienes estén en áreas cuarentenadas podrán salir de ése status cuando cumplan dos años sin tratamientos en los viñedos. Sin embargo, con la expansión geográfica detectada hasta aquí la realidad indica que Lobesia Botrana, lejos de dar señales de erradicación, está por ahora cómoda entre los viñedos mendocinos: con otro distrito en Tupungato, ya son 36 los que están bajo cuarentena en la provincia.

Mucho tiene que ver la disciplina de los productores a la hora del control de la plaga. Y como se ha observado insuficiente, Senasa (Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria) apunta ahora más que nunca a supervisar rigurosamente el cumplimiento del programa; el ciclo de tratamientos químicos que empezó en octubre y va por su segunda alerta, prácticas culturales (poda y eliminación de residuos) y control biológico con feromonas.

Los propietarios de más de 25 hectáreas deben adquirir el agroquímico necesario para las aplicaciones, pero muchos aún no lo hacen. En respuesta a ese comportamiento, en la última campaña se endurecieron las multas; un ejemplo fueron los $120 mil que recayó en una reconocida firma, cuyo nombre no trascendió.

“Entre el tratamiento y pagar la multa, prefiero pagar”dicen algunos productores entre sí a la hora de hacer números y sopesar costos. Por caso, al dueño de 15 hectáreas en San Rafael le tocará, de no prosperar su descargo, afrontar una de $ 9000.

El alcance de la cuarentena

El nivel de ejecución de labores culturales en otoño-invierno (eliminación de fruta remanente, enterramiento de restos de poda, etc) es alto: en los registros de Senasa figura un 90% de acatamiento. La premisa es, en algún momento, lograr algo semejante con el tratamiento químico, una pata fundamental del Programa de Prevención que coordina la Dirección de Protección Vegetal en conjunto con Iscamen (Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza).

¿Cómo? Con “severas sanciones para los productores que no cumplan con la aplicación de los productos”, advierten. Pero en la última semana hubo episodios poco favorables, como el allanamiento realizado con Gendarmería a una propiedad de Rivadavia cuyo propietario impedía el ingreso de inspectores.

En tanto, Anchoris se sumó a los 35 distritos que desde setiembre configuran el área cuarentenada en Mendoza. El organismo aún debe chequear datos de su red de monitoreo antes de confirmar si hubo más capturas de insectos, pero la lista cuenta con Guaymallén (Buena Nueva, Dorrego, Las Cañas, KM 11, San Fco. del Monte, KM 8), Junín (Medrano, Mundo Nuevo, Los Barriales, Rodríguez Peña), Luján (Carrodilla, La Puntilla, Chacras, Drummond, Ciudad, Perdriel, Agrelo, Ugarteche, Vistalba) Maipú (Luzuriaga, Gutiérrez, Coquimbito, Gral.

Ortega, Maipú, San Roque, Russel, Cruz de Piedra, Lunlunta, Barrancas), Rivadavia (Andrade, Los Árboles, Medrano, Reducción), Godoy Cruz (Las Tortugas, San Fco del Monte), San Martín (Palmira) y Tupungato (Anchoris). Terminada la primer alerta para el tratamiento en octubre (indican el momento en que los viticultores deben aplicar los productos fitosanitarios, con una frecuencia quincenal), el organismo nacional evalúa los datos resultantes para saber qué tan efectivo ha sido el Programa.
 
“Tenemos todavía que sistematizar toda la información de campo. Pero se ha socializado toda la información disponible sobre lo que hay que hacer y esperamos que el cumplimiento sea lo más elevado posible”, señaló Carlos Boncheff, director regional de Senasa.

Segundo alerta de control de polilla en áreas cuarentenada

Después de el primero en octubre, entre el próximo 30 de noviembre y el 10 de diciembre, como parte del segundo alerta para el control químico de la polilla de la vid en las áreas cuarentenadas de la provincia de Mendoza, los productores con fincas o viveros dentro de ellas deberán aplicar productos para control químico, según la Resolución 504/2010.

Para más información, comunicarse al teléfono 4984131 (Centro de Operaciones de Campo), a la línea gratuita 0800-999-2386, al correo lobesiamendoza@senasa.gov.ar o ingresar a la página del Senasa, www.senasa.gob.ar.

También en el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (Iscamen), al 4295450/4258741, línea gratuita 0800-666-4722, al mail: lobesia@iscamen.com.ar o a la página web: www.iscamen.com.ar

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *